Otro caso de canibalismo en Estados Unidos

otro

La policía del estado de Florida, Estados Unidos, informó de otro caso de canibalismo en el país. El alguacil del Condado Martin, William Snyder, identificó al presunto caníbal como Austin Harrouff de 19 años.

El pasado martes, el alguacil dio una rueda de prensa en la que narró que el agresor, estudiante de la Universidad Estatal de Florida, asesinó a un hombre y a una mujer con puñaladas y con golpes que les generaron un trauma masivo en todo el cuerpo.

Las víctimas, Michelle Mishcon de 53 años y John Stevens de 59, fueron atacados, la noche del lunes, en su propia cochera donde solían sentarse por las noches. Un vecino que escucho los gritos de las víctimas llamó a la policía. Al llegar al lugar, los agentes encontraron a Harrouff mordiendo el rostro del hombre. Snyder dijo a los medios de comunicación:

“Era una escena de terror y la víctima presentaba mordidas en la cara como si fueran hechas por un perro” (Vía El Universal)

Todo indica que Harrouff se encontraba intoxicado, posiblemente con la droga sintética conocida como “flakka” capaz de producir una fuerza extraordinaria en quienes la consumen, porque en el primer examen toxicológico el joven dio negativo para sustancias como la cocaína, la mariguana, las anfetaminas y otras drogas comunes. (Vía Aristegui Noticias)

Según lo declarado por Snyder, la primera agente en llegar a la casa disparó al agresor con una pistola aturdidora, pero eso no logró detenerlo. Se necesitaron cuatro agentes para poder separarlo del cuerpo de la víctima y someterlo, pues “era inusualmente fuerte.” En su traslado, gemía “como animal”  y decía cosas incoherentes. (Vía El Clarín)

Hasta ahora, las investigaciones de la policía no han encontrado ni un móvil claro ni un vínculo entre el agresor y sus víctimas, por lo que se cree que el ataque fue el azar. Se sabe que Harrouf no tiene antecedentes penales y que menos de una hora antes había estado cenando con su familia, hasta que desespero por el mal servicio y salió del lugar. Alrededor de 45 minutos después cometió el crimen. (Vía El Diario mx)

Este aterrorizante episodio revivió, en la sociedad estadounidense, el recuerdo de una agresión similar del año 2012, cuando el llamado “caníbal de Miami”, Ruby Eugene, arrancó con los dientes un 75% de la cara de un indigente que sobrevivió al ataque. (Vía Aristegui Noticias)

Publicidad