Obama en Hiroshima: “Venimos a rendir homenaje a los muertos”

Obama ha efectuado visitas y pronunciado discursos que buscan estrechar lazos con otras naciones y sobre todo repensar la historia de Estados Unidos.

Como parte de su visita a Japón, donde se celebra la Cumbre del G-7, el presidente estadounidense Barack Obama visitó Hiroshima, ciudad que el 6 de agosto de 1945 padeció los estragos de la bomba atómica lanzada por el país norteamericano, con el fin de rendir homenaje a las víctimas.

El mandatario es el primer presidente de Estados Unidos en activo en pisar el suelo de la ciudad nipona. Durante su visita, Obama declaró que la memoria de lo que había ocurrido en Hiroshima “no debe desvanecerse nunca”. Hace días se discutió la posibilidad de que el mandatario pidiera una disculpa pública en nombre de su país; no obstante la Casa Blanca anunció que no haría tal cosa sino que se llevaría a cabo un ejercicio de memoria que recordara a las víctimas. Ben Rhodes, secretario de seguridad nacional de EEUU, aseguró que no se revisaría la decisión sobre la bomba atómica.

Durante la ceremonia se recordó a los más de 140 mil muertos que dejó la bomba atómica. Obama sostuvo una reunión con los “hibakusha” —los sobrevivientes de los bombardeos—, donde escuchó algunos de sus testimonios y acompañó a Kinuyo Ikegami, sobreviviente de 82 años, a encender un incienso y a entonar una plegaria.

El presidente Estadounidense hizo un llamamiento a la desnuclearización de las naciones y reconoció la importancia de aprender de los errores para evitar nuevas guerras: “Tenemos que buscar la valentía de vencer la lógica del miedo y crear un mundo sin armas nucleares”, dijo.

“Por favor, acaben con las armas nucleares. Se los ruego”

Acompañado por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el Parque Memorial de la Paz, guardaron un minuto de silencio cerca de la Cúpula de la Bomba Atómica, edificio en ruinas que sirve como recordatorio de lo sucedido.

“¿Por qué hemos venido a este lugar, a Hiroshima? Venimos a meditar sobre una terrible fuerza liberada en el pasado no tan distante. Venimos a rendir homenaje a los muertos”. Sus almas nos hablan, nos piden que miremos para dentro, que analicemos quiénes somos”. (Vía El País)

Cerca del final de su administración, Obama ha efectuado visitas (como su reciente viaje a Cuba) y pronunciado discursos que buscan estrechar lazos con otras naciones y sobre todo repensar la historia de Estados Unidos. La memoria histórica se ha vuelto central en la agenda del mandatario.