Obama designó Stonewall como monumento nacional de la lucha LGBTTTI

El presidente Obama fue en víspera de la Marcha del Orgullo en Nueva York (y después de la masacre en la discoteca Pulse, en Orlando) a otorgar la designación de Stonewall de monumento nacional.

Stonewall es un bar histórico. Muchos lo consideran la cuna del movimiento por la reivindicación de los derechos LGBTTTI pues ahí se originaron los disturbios en 1969 que mostraron lo harto que estaba la comunidad de ser abusada y acosada por las autoridades.

Fue en ese bar en el que homosexuales hombres, mujeres y trans salieron y se enfrentaron a la policía para exigir que no se les reprimiera ni se les tratara como ciudadanos de segunda o pero, como delincuentes.

Fue el 28 de junio de 1969 que agente de la policia entraron al que era uno de los lugares más populares entre los gays en Nueva York, pues estaba prohibido vender bebidas alcohólicas a homosexuales… pero ese día los clientes se negaron a identificarse, llegaron simpatizantes al lugar y los enfrentamientos terminaron en una revuelta.

Los disturbios dejaron un mensaje claro: ¡ya basta! Y la noticia circuló por todo el globo empoderando a homosexuales de todo el mundo. Fue gracias a ellos que en la Ciudad de México, activistas LGBT decidieron salir a las calles a protestar contra las injusticias (la más reciente había sido el despido de un joven de una tienda departamental por tener “conductas homosexuales”).

Stonewall es  histórico porque lo que sucedió ahí nutrió las luchas de muchos otros lugares… y por fin será reconocido su lugar en la historia.

El presidente Obama fue en víspera de la Marcha del Orgullo en Nueva York (y después de la masacre en la discoteca Pulse, en Orlando) a otorgar la designación de Stonewall de monumento nacional.

Stonewall