Norcorea no dejará las armas nucleares… pero abrirán un puesto de hamburguesas: CIA

El conflicto entre Estados Unidos y Norcorea pasó de la esperanza a la tensión con tan solo un Tweet. Después de que el gobierno de Kim Jong Un fuera rechazado por Donald Trump, la CIA empezó una investigación y constató que el país asiático no dejará las armas nucleares, pero que está abierto a otra cosa.

El reporte de la CIA no considera que Corea del Norte vaya a desnuclearizarse, por lo que también Donald Trump parece cerrarse nuevamente al diálogo entre las dos naciones, para revertir un poco la situación tensa de la región con el país norteamericano.

Las negociaciones han estado entorpecidas por múltiples factores, entre ellas incluída la salida del Estados Unidos del tratado de Irán, con lo que también la tensión por el armamento nuclear se reavivó entre Europa y medio oriente.

Norcorea mostró interés de abrirse hacia el diálogo con otras naciones, haciendo reuniones con los gobiernos chino y el gobierno surcoreano, con quiene incluso desfilaron en los Juegos Olímpicos de invierno como una sola Corea.

La posible reunión entre Trump y el presidente de Corea del Norte abrió la posibilidad real dete encontrar un panorama favorable para el combate a la producción de armamento nuclear. Sin embargo, el rechazo de Trump fue tajante y redujo la situación al panorama anterior: tensión.

La CIA, por otro lado, parece que también encontró un punto favorable para el diálogo, a pesar de que no crean en lo más mínimo que cedan a destruir su armamento, pues quieren construir un McDonalds, para atraer la atención de Trump.

Esto, contra todo lo lógico y complejo que puede parecer la diplomacia, no es un invento. El gusto que encuentra Trump por McDonalds y sus hamburguesas es un punto que podría ser clave rumbo a una nueva reunión.

Sobre todo, porque en sus declaraciones de 2016, dijo que podría (podría) debatir con Norcorea si era en una mesa de diálogo comiendo una hamburguesa. Algo que puede parecer un mero discurso figurativo… pero en su caso, casi todo se tiene que tomar de forma directa.

Por ello, Norcorea se plantea esto. No solo sería un avance hacia el debate real de la materia nuclear y las armas que Trump ha impulsado como medida coercitiva, sino también la apertura comercial del país asiático.

Aunque solo es una suposición de la CIA, parece una intención real de Jong Un, que ha mostrado más interés que Donald Trump por hacer frente a las armas de destrucción masiva.

Con información de NBC