EEUU: Escuela pone escritorio de niño autista en el baño, ‘para que se concentre’

La Escuela Secundaria Whatcom colocó el escritorio de Lucas en el baño, 'para que tuviera un espacio de estudio privado'
Escuela de Washington coloca escritorio de niño autista en el baño

Una escuela en Washington, Estados Unidos, colocó el escritorio de un niño autista en el baño, a pesar de que éste tiene también una enfermedad autoinmune que le impide estar en contacto directo con gérmenes. 

Lucas, de once años, necesita un ambiente tranquilo para poder concentrarse ya que los ruidos pueden causarle incomodidad debido a su condición autista. La solución de la escuela fue mandarlo al baño, pues era el lugar más aislado que tenían. 

En la fotografía que compartió su mamá, Danielle Godwin, se alcanza a ver un escritorio colocado sobre el escusado y la silla del alumno cerca del lavabo. Igualmente, los maestros le entregaron a Lucas un tapete para que colocara en el piso del baño por si quería dormir o tomar una siesta.

Escritorio de Lucas sobre el escusado. (Imagen: WNDU)

Los maestros aseguraron que el baño fue la única solución que se les ocurrió para la condición de Lucas. El niño de once años también tiene una enfermedad autoinmune conocida por sus siglas en inglés PANDAS, donde el sujeto es más susceptible a enfermarse con estreptococo. La proximidad con gérmenes puede tener efectos mortales en Lucas. (Vía: Newsweek)

Por su parte, Lucas salió de la escuela y, según una entrevista con KCQP, no tiene interés en regresar. Dice que tenía miedo de quedarse en el baño durante todo el ciclo escolar. (Vía: Q13)

La escuela confirmó que se había utilizado el espacio como un lugar de estudio “separado y silencioso”, pero que desde entonces se ha removido el escritorio del baño. Por el momento, no se sabe si Lucas fue el único estudiante de la Escuela Secundaria Whatcom en ser enviado a dicho espacio.

Mientras que Godwin aplaude que se haya quitado el escritorio del baño, dice que este cambio no hace nada por el autoestima de su hijo. Lucas fue públicamente humillado y discriminado por su condición autista. 

Por su parte, este no es el primer caso de discriminación hacia estudiantes autistas en Estados Unidos, durante septiembre de 2019. Una semana antes, en California, un niño –también autista, también de once años– fue esposado por salir de la escuela durante una crisis nerviosa. 

Un video compartido por su padre, Trevor Hibbert, muestra a su hijo de once años en la parte de atrás de una patrulla, con esposas y llorando. Hibbert explica que su hijo requiere de supervisión constantemente, debido a su condición, pero que la escuela había puesto a maestros sin entrenamiento especial a cuidarlo. (Vía: Newsweek)

Por lo tanto, esa representaba la tercera vez que su hijo salía de la escuela sin supervisión, ni protección. La crítica de Hibbert no es hacia los policías que detuvieron a su hijo, sino hacia la escuela que no pudo asegurar un ambiente adecuado para la condición del niño.

Con ambos casos, ¿habrá algún cambio en el trato que tienen niños y niñas autistas en Estados Unidos, o continuará la discriminación hacia personas con dicha condición?