¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Tras días de muertes y protestas, Nicaragua deroga la reforma de seguridad social

Los cinco días pasados, Nicaragua vivió la jornada de protestas más violenta de los últimos años. Estas dejaron un saldo de más de 30 muertos y cientos de heridos, pero finalmente se anunció la derogación de la reforma.

El presidente Daniel Ortega salió en un acto oficial a presentar formalmente su decisión de echar atrás la intención de reformar el Instituto Nacional de Seguridad Social, con lo que se reducirían en 5% los presupuestos de pensiones y se le daría más importancia a las adjudicaciones para empresas privadas. (Vía: El País)

El gobierno central establecía esta medida como “necesaria” para salvar de la quiebra el sistema de seguridad social. Sin embargo, ante las condiciones actuales del país centroamericano dejarían en vulnerabilidad a la sociedad que depende de este sistema de salud.

La ley fue discutida por la problemática que enfrentarían los pensionados al reducir sus ingresos para dar pagos y subvencionar a los trabajadores y a las empresas que colaboran con hospitales.

“Esta resolución que estoy dando en estos momentos, que acaba de aprobar el Consejo Directivo de la Seguridad Social, lo que está haciendo es revocando, o sea cancelando, poniendo a un lado, la resolución anterior del 16 de abril del año 2018, que fue la resolución que sirvió como detonante para que se iniciara toda esta situación de protesta”. (Vía: BBC)

Tras conocerse la implementación de esta medida, explotaron las protestas de inmediato. Estas fueron apoyadas por la sociedad civil, que llenó las calles de Managua, a pesar de enfrentarse a la represión policial y del ejército, que respondió a los diferentes saqueos y manifestaciones pacíficas que se dieron estos cinco días.

Aunque en un principio se hablaba de cinco muertos, como cifras oficiales, pero los servicios de la Cruz Roja nicaragüense reportaron alrededor de 30 muertos durante las protestas, incluido un periodista que perdió la vida mientras realizaba una transmisión en vivo desde Facebook. (Vía: El Financiero)

Daniel Ortega y su gobierno justificaron el uso de la fuerza por parte del ejército y policía diciendo que “vándalos de derecha” se habían sumado a los contingentes para realizar diferentes saqueos… y, claro, cuando la derecha se pone loca, la izquierda tiene que responder con el ejército armado.

La derogación de la reforma no implica que esto no volverá a suceder o que no exista otra discusión sobre el tema. Es simplemente la anulación de una propuesta concreta. Daniel Ortega simplemente reconoció que esa estrategia no fue viable, pero se ha mantenido firme en renovar la estructura del sistema de seguridad social.