Mujer trans revela su identidad a los 50 años tras un matrimonio y dos hijas

Narró lo duro que fue crecer sin acceso a fuentes de información y un contexto histórico complejo.
Foto: g1

El acceso a Internet, la literatura y todas las facilidades que tenemos hoy en día pueden ser una fuente de conocimiento muy grande para enfrentar prejuicios. En la época en la que creció Maria Eduarda Henriques, de 54 años, una mujer trans, no existía nada de eso.

Maria Eduarda, nacida en Santos, en la costa de São Paulo, creció como un niño en medio de un contexto bastante complejo. No solo no tenía al alcance libros o referencias más allá de algunos grupos marginados de la comunidad LGBT, sino que también estuvo atrapada por la influencia religiosa y de una dictadura, sin entender “lo que me pasaba”, contó en una entrevista con el portal g1.

“Por ejemplo, cuando me notaba, quería hacer algunos cambios que en mi cabeza eran absurdos, como tener el pelo más largo, que llevaba mi hermana, mi madre. Y me identificaba mucho con la forma de comportarse de las niñas y las mujeres”, recuerda.

Foto: g1

Maria Eduarda creció y se casó porque al final también “tenía sueños de tener una familia, una carrera, estudiar, casarme”. Además de construir una familia, estudió, fue muy exitosa profesionalmente, pero su “búsqueda del reconocimiento personal pasó a un segundo plano”. Fue hasta el 2017 cuando finalmente comenzó a entenderlo todo.

Después de pasar toda  una vida negando su propia identidad de género la mujer comenzó a tomar terapia. “Así fue como finalmente me descubrí. Cuando comencé a entender todo el concepto de lo que es la transexualidad, comencé a reconocerme y a sentir la necesidad de liberarme”. 

Evidentemente no fue un proceso fácil ni rápido, pero comenzó su transformación hablando con su familia sobre su identidad y por suerte no encontró ninguna clase de rechazo en ellos. Posteriormente se sometió a una de procedimientos de adaptación corporal, algunas cirugías, implantes mamarios y procedimiento de feminización. Incluso en el aspecto profesional cambio su empleo, un ambiente corporativo, por las artes visuales.

Foto: g1

Ahora Eduarda, junto a una de sus hijas, ha creado una marca de diseño llamada “Mina” que rinde homenaje a las personajes trans históricas que lucharon por reivindicar los derechos de la comunidad LGBTQIA+.

Vivimos en una época relativamente más sencilla que otras generaciones, ¿no?

***

Continúa con la conversación masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO