Mujer que combatió contra el Estado Islámico encarcelada en Dinamarca

polani

Joanna Palani, de origen danés, quien peleo al lado de las fuerzas Kurdas en Irak y Siria contra el Estado Islámico fue arrestada al regresar a su país debido a que se le acusó de cargos de mentir en su tratamiento de rehabilitación, el cual se da a excombatientes de ISIS que desertan y regresan a sus países de origen. Palani, quien combatió con los peshmerga en Iraq y con las milicias YPG en Siria, podría ser encarcelada en su propio país a pesar de pelear del mismo lado que la coalición internacional para combatir al Estado Islámico, la cual está integrada por el ejército de Dinamarca. (Vía: The Guardian)

En 2015 una corte prohibió a Palani viajar fuera del país por un lapso de un año, dicha prohibición fue violada ya que declaró que viajó a Qatar en junio de este año, por lo que fue puesta en custodia por las autoridades y podría enfrentar pena de cárcel. El abogado de la acusada señaló que es irónico que las instituciones de justicia en Dinamarca busquen encarcelar a alguien que luchó en su mismo bando, le parece contradictorio que en cambio no se encarcele y juzgue a personas que pelearon del lado de ISIS.

Joanna Palani podría ser la primera persona en ser encarcelada por violar las nuevas leyes migratorias recién aprobadas en el país nórdico. Según su abogado, el juez pidió tiempo para analizar el caso con detenimiento, pero de entrada señaló que su sentencia podría ser emitida hasta dentro de dos años, por lo que la pena podría alargarse debido a que enfrenta una detención previa al juicio.

Resultan paradójicas y altamente inflexibles estas acciones, debido a que el gobierno danés ha recibido sin ningún problema a excombatientes de ISIS, pues ha implementado el modelo Aarhus el cual es un protocolo de reintegración y desradicalización de exmilitantes del Estado Islámico. El programa otorga asesoramiento psicológico, se les asignan mentores y se les da acceso a empleos y educación. (Vía: The Guardian)

Sin embargo las leyes que se acusa a Palani de violar, tienen que ver con las nuevas leyes migratorias que buscan frenar el flujo de combatientes hacia Medio Oriente, ya que Dinamarca se encuentra, solamente, detrás de Bélgica en los países que más exportan combatientes del Estado Islámico. 

Palani, es hija de padres Kurdos iraníes que migraron a Dinamarca cuando ella tenía 3 años, de tal forma creció y se educó dentro de la cultura europea. De hecho cuando el conflicto sirio se detonó, ella era estudiante y cuando se integró a las fuerzas kurdas señaló que ella iba a combatir por los derechos de las mujeres, la democracia y los “valores europeos” que aprendió en Dinamarca. Por otro lado, Palani se convirtió en un miembro prominente de las milicias kurdas por lo que se volvió un objetivo central de los militantes del Estado Islámico, quienes han orquestado ataques contra ella tanto en su persona, como por medio de internet.

Según datos de la Agencia de Seguridad e Inteligencia de Dinamarca, estiman que 125 daneses se han involucrado en el conflicto de Siria; de todos estos, la mayoría se han unido a ISIS. Se estima que 62 regresaron a su país, volviendo a Dinamarca, el país con mayor tasa de excombatientes que retornan.