Mueren de hambre 23 personas en Siria

Madaya Abou Ahmed es una ciudad Siria ubicada al noroeste de Damasco sitiada por el régimen de Bachar el Asad donde 23 personas han muerto de hambre.

Madaya Abou Ahmed es una ciudad Siria ubicada al noroeste de Damasco sitiada por el régimen de Bachar el Asad donde 23 personas han muerto de hambre. Nadie puede entrar o salir del territorio custodiado por las tropas de Hezbolá (partido libanés aliado a el Asad). La organización Médicos Sin Fronteras informó que aproximadamente 40 mil personas necesitan atención médica, alimentos, bebidas y productos básicos para sobrevivir.

Hay gente intoxicada por consumir medicación caducada y otros por comer plantas tóxicas que a su vez tampoco pueden ser tratados”, explica por teléfono desde Líbano el activista sirio Alí Ibrahim. (vía El País)

Según la Organización de las Naciones Unidas, el régimen sirio permitirá en días venideros la entrada de ayuda humanitaria a la región. Sin embargo, Madaya no es la única ciudad que se encuentra en una situación tan precaria. De acuerdo con información pública, hay al menos otras 15 localidades (con 400 mil habitantes) en las mismas condiciones. Además, las personas afectadas ya no confían en la asistencia proporcionada por la ONU, ya que en ocasiones pasadas ha cometido errores graves, como enviar galletas caducadas.

Las personas encerradas en Madaya se están alimentando de plantas, hierbas, gatos y perros. Las condiciones sanitarias son mínimas: no hay productos de limpieza, ni medios para purificar el agua, por ejemplo. Tampoco hay manera de preservar el calor en esta temporada de invierno, por lo que la gente hace quemas de los materiales que puede, incluso si esto perjudica la salud. Quienes no han fallecido por hambre o enfermedad, lo han hecho al intentar escapar y ser atacados por minas o francotiradores apostados en los límites de la región.