Muere decapitado en prisión; madre espera cabeza para identificarlo

El motín fue la peor matanza en la historia de Ecuador; murieron 118 reos.
Foto: Twitter @NEstrellaTV

Un hombre fue decapitado en una prisión en Ecuador; el motín dejó cientos de víctimas. La madre espera la cabeza de su hijo para identificarlo.

Videos en redes sociales, exhibieron la masacre al interior de la cárcel. El testimonio de una mujer que esperaba la cabeza de su hijo fue desgarrador, contaron medios locales.

“Yo ya entré. Lo que pasa es que no encuentran la cabeza para entregarme el cuerpo, porque lo decapitaron y lo quemaron. Entonces estoy esperando el cuerpo. Ya entré y ya me ayudaron”, contó la madre.

Foto: Twitter @juve_5_azuay

En un tono sereno, la mujer narró lo ocurrido en prisión el pasado martes 28 de septiembre. Ese día murieron 118 reos.

“Sólo en este Ecuador (ocurren) estas cosas, porque en otros países no veo que existan”, reflexionó la madre cuyo hijo perdió la vida en la Prisión del Litoral.

Agencias internacionales documentaron que el motín fue la peor matanza registrada en una prisión ecuatoriana.

Se trató de un ajuste de cuentas entre bandas criminales cuyo origen fue otro motín suscitado en febrero pasado cuando asesinaron a 80 reos; en julio, en otra venganza, murieron 20.

“Estoy bien, mami, estoy escondido. Dile a mi mami que estoy bien, que se esté tranquila. Estoy herido porque tiraron granadas pero leve”, contó el prisionero a su mujer vía telefónica.

La madre hizo fila para esperar la cabeza del hijo asesinado en prisión

El hombre de 30 años cumplía una condena de tres años por robo; fue su primer delito, afirmó la madre de 70 años.

Foto: Twitter @juve_5_azuay

“Yo tengo que esperar a que encuentren la cabeza”, contó la mamá en la fila de espera en la morgue.

Y es que familiares de los 118 reos asesinados se aglomeraron para recibir los cadáveres y sepultarlos.

“Nadie se merece una muerte así, sean presos, lo que sea, nadie se merece una muerte tan salvaje”, dijo la madre.

El hombre decapitado dejó tres hijos en la orfandad de 5,7 y 9 años. Al reflexionar, la madre cuestiona si el Estado se hará cargo de las familias de los reos asesinados, todos de origen humilde.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO