Miss Turquía podría ir a la cárcel por burlarse del golpe de estado

Últimamente los concursos de belleza han adquirido una resonancia política fuera de lo común; así como las concursantes de Miss Perú utilizaron las cámaras de televisión para denunciar la violencia contra las mujeres en su país, en esta ocasión la denuncia vino por parte de Itir Esen, Miss Turquía 2017, quien podría ir a la cárcel por haberse burlado del fallido golpe de estado que sufrió su país en 2016.

Ese había sido elegida como Miss Turquía el 21 de septiembre, sin embargo el gusto le duró muy poco: menos de 24 horas después de haberse coronado como reina de belleza en el país asiático, los organizadores del concurso le retiraron la corona tras enterarse que la joven de 18 años había lanzado un tuit contra el gobierno de Erdogan, burlándose del fallido golpe de estado.

“Esta mañana me ha bajado la regla, en nombre de las víctimas del 15 de julio. Celebro el día de la sangre de los caídos sangrando por ellos”, tuiteó Esen el 16 de julio del 2017. (Vía: Sin Embargo)

Ahora las autoridades turcas están exigiendo que Itir Esen sea procesada por “incitar al odio contra el pueblo”, un delito que podría valerle de seis meses a un año de prisión.

El problema es que en Turquía las autoridades se toman muy a pecho las declaraciones contra su gobierno. Famoso es el caso del escritor Orhan Pamuk, ganador de Premio Nobel, quien fuera juzgado por el delito de difamación contra Turquía por haber declarado por un tema tabú en su país: el genocidio armenio.

Las concursantes de Miss Perú usaron el concurso para denunciar los feminicidios de su país

El fallido golpe de estado que padeció Turquía en 2016 pronto fue convertido en una presunta hazaña por el gobierno de Erdogan, quien ha buscado por todo los medios perpetuarse en el poder. Los muertos del golpe de estado fueron celebrados a un año del incidente como, literalmente, “mártires de la democracia” y el evento se conmemoró como una fiesta nacional.

https://twitter.com/KingAbsolute_/status/912321553517416448

De ahí que el tuit de Itir Esen despertara la rabia de unas autoridades que no se llevan bien con el concepto “libertad de expresión” y que padece una severa paranoia: apenas hace unos meses el gobierno de Erdogan había encarcelado a más de mil policías en un solo día pretextando que todos ellos pertenecían a una conspiración derivada del golpe de estado.

Turquía, que desde siempre ha estado en una encrucijada geográfica y cultural entre Europa y Asia, debe muchos de sus problemas al choque entre una mitad secularizada que mira hacia Occidente y una mitad conservadora que voltea hacia el mundo islámico. Las declaraciones de Miss Turquía sólo han avivado un poco más la llama de ese conflicto. (Vía: BBC)

 

 

Publicidad