Mexicano que golpeó a anciano en China enfrenta cargos penales

En abril de este año, Diego Fernández Quintero, quien trabajaba con su hermano Alejandro en una escuela, fue detenido en Pekín, China, tras golpear al guardia de seguridad. Ahora enfrenta cargos penales por agredir a un adulto mayor.

El 1 de abril, Diego y su hermano regresaron cerca de la medianoche al centro educativo donde laboraban. Ahí también residían. El guardia no los dejaba entrar y comenzó a empujarlos, por lo que el joven le recetó un golpe. Le pidió perdón y el hombre los dejó pasar, relató Blanca Quintero, madre de los dos muchachos, a El Universal.

Al día siguiente llegó la Policía de la ciudad por el mexicano.

Mientras que en China el joven de 19 años tendrá que enfrentar un proceso judicial, la madre de los dos michoacanos ha subrayado que Diego no es ningún criminal.

“No son unos delincuentes”, aseguró Blanca a El Universal.”Cuentan con una carrera académica intachable”. La mujer señaló al diario que sus hijos estaban trabajando para dos escuelas de Zhirui Hudong, una empresa presuntamente ligada a la Universidad de Harvard.

Tanto Diego como Alejandro llegaron a China el 19 de febrero y el 24 del mismo mes comenzaron a impartir clases en Pekín. La madre ahondó que luego fueron enviados a otro centro educativo donde fueron hospedados en una bodega.

Cuando el mexicano fue aprehendido, relató a Blanca a El Universal, su hermano fue echado a la calle con sus cosas y se quedó vagando y pidiendo auxilio porque no tenía ni dinero ni a dónde llegar.

Por su parte, señala el medio, la Embajada de México en China asegura que desde el inicio apoyó a Diego y a Alejandro en cuestiones consulares y jurídicas.

Blanca declaró al medio que la Secretaría de Relaciones Exteriores no le dio ninguna respuesta cuando ella se acercó. Por otro lado, también agregó que cuando Alejandro llegó al Consulado de México, no tenían registro de su entrada a China y le aconsejaron abandonar a su hermano. (Vía: El Universal)