Choca buque estadounidense barco con petrolero en Singapur

Esta mañana se hizo pública la colisión entre un barco petrolero y un navío de la armada estadounidense en Singapur. Por desgracia, se reportan cinco heridos y al menos diez marineros desaparecidos.

El barco estadounidense implicado es un destructor equipado con misiles teledirigidos. El petrolero que chocó con el John McCain es un petrolero de Liberia llamado Alnic MC.

La desgraciada colisión ocurrió cuando la nave norteamericana se disponía a realizar una visita de rutina en el puerto asiático, a la cinco de la mañana. El barco liberiano con el que chocó el Jon McCain es un barco cisterna de 30 mil toneladas que sufrió daños en su costado izquierdo.

Según reportes, este es el segundo accidente en el que se ve involucrado un navío de la armada norteamericana en lo que va del año. Es de recordarse que en las operaciones portuarias suelen participar barcos remolques pues un barco de las dimensiones de un petrolero no puede “estacionarse” por su propia cuenta. (El Universal)

Apenas hace unos meses, otro navío de los Estados Unidos, un portaaviones, erró el camino en dirección a Corea del Norte y viajo miles de kilómetros en dirección contraria hacia Australia. Por supuesto, mientras aquel despiste náutico llego a la prensa por risible, este accidente es solamente lamentable.

https://twitter.com/mmoates/status/899650741865857025

Actualmente las fuerzas armadas estadounidenses han tenido una amplia movilización en Asia debido a juego de amenazas entre Corea del Norte y Donald Trump. El portaaviones perdido de hace unos meses acudía a Corea a amedrentar, mientras que el buque colisionado de hoy eta equipado para interceptar misiles.

Por si se lo preguntaban, el navío se llama John McCain no en honor al político norteamericano que fue candidato a la presidencia, sino en honor al abuelo y al padre que fueron, ambos, héroes de guerra para los Estados Unidos. Por supuesto, todo el hecho se ha prestado para muchas bromas de mal gusto contra la administración de Trump y su armada.

 

ANUNCIO