Los mandatarios con los que Jorge Ramos tuvo roce durante una entrevista

Imagen: Especial.

En las últimas horas se ha hecho público que el periodista de Univisión Jorge Ramos y su equipo fueron retenidos arbitrariamente en el Palacio de Miraflores, en Caracas, tras haber tenido una entrevista con Nicolás Maduro. Autoridades venezolanas habrían quitado el material y el equipo a los periodistas de la cadena latina en Estados Unidos.

Esta situación indeseable para cualquier periodista y que atenta contra las libertades a las que debe aspirar cualquier sociedad, nos hicieron recordar las ocasiones en que Jorge Ramos ha tenido encuentros ríspidos con mandatarios. Es de mencionarse que la mayoría de las veces, bien que mal los presidentes con los que tuvo roce el periodista de Univisión, con todo, se comportaron a la altura de la circunstancia.

Carlos Salinas

En mayo del 2008, Ramos tuvo una entrevista con Carlos Salinas. Por mucho, una de las ocasiones más intensas para el expresidente. Basta con ver cómo el político se colocaba en el filo de la silla antes de responder para notar cómo el periodista de Univisión lo hizo perder los estribos.

Enrique Peña Nieto

En 2009, Enrique Peña Nieto tuvo “un lapsus” durante una entrevista con Ramos donde no pudo explicar de qué había muerto su esposa. En 2011, cuando aún no era presidente, EPN volvió a encontrarse con Ramos y el resultado fue igual de agrio para el político, quien se mostró nervioso y molesto por los señalamientos del conductor de Univisión.

Barack Obama

Para muchos, un presidente sumamente querido, al que se le extraña como un genuino prócer norteamericano. Para otros, Obama será recordado como el presidente con récords en deportaciones. En este entrevista, Obama y Ramos tuvieron un serio intercambio alrededor de las detenciones y deportaciones que hizo el presidente demócrata.

Donald Trump

Por supuesto, este el caso más penoso de esta lista. Donald Trump simplemente perdió los estribos y mandó a sacar a Jorge Ramos de la sala sin más razones que su capricho. Este es el único caso relativamente cercano al atropello que sufrió el día de hoy el equipo de Univisión en Caracas.

Habrá quien alegue que el periodista es experto en exasperar a sus entrevistados, con el fin de conseguir de forma un tanto agresiva los resultados esperados. Podría acusársele de efectista, ¿pero eso justificaría una acción desmedida como una expulsión o, como se discute hoy mismo, una detención arbitraria?

La libertad de expresión es uno de los derechos que más frecuentemente incomoda a los que tienen el poder. Ramos y su equipo ya fueron liberados del Palacio de Miraflores en Caracas, aunque las circunstancias de la detención aún no son claras.