Los Clinton, los Obama, Soros y hasta CNN: ¿por qué están llegando paquetes explosivos?

Desde el lunes pasado, cada día esta semana han sido interceptados paquetes explosivos: en el domicilio de George Soros el lunes, de la familia Clinton y los Obama el martes, y en el edificio de CNN en la Ciudad de Nueva York. Esto, a dos semanas de las elecciones intermedias. Hasta el momento, no se sabe si los cuatro paquetes están vinculados entre ellos o si los ataques fallidos forman parte de un plan mayor.

Poco se sabe de los paquetes explosivos: ni su composición, ni el remitente, ni siquiera si forman parte de un plan mayor. Lo que sí sabemos es que ninguno hirió a nadie: el dispositivo enviado a Soros fue detonado por la policía de Nueva York, el Servicio Secreto confirmó la detección de los dos contra las familias presidenciales y su eliminación, y la policía de la ciudad de Nueva York confirmó lo mismo con el paquete enviado a los estudios de CNN. (Vía: The New York Times)

Estamos a dos semanas de las elecciones intermedias en los Estados Unidos, donde se compiten varios asientos en el Senado y buena parte de la Casa de Representantes (algo así como la Cámara de Diputados), el constante desgaste político y social de Donald Trump en la presidencia, así como los múltiples escándalos del partido republicano han hecho posible que en estas elecciones los demócratas puedan recuperar el control en al menos una de las dos cámaras.

En Estados Unidos, los presidentes en funciones pueden hacer campaña, ir a eventos públicos y dar discursos partidistas, y Trump ha estado ocupado: en las últimas dos semanas ha ido a seis eventos semejantes por todo el país. En cada uno de los discursos, su discurso se ha radicalizado y, como en el 2016, ha llamado a ejercer violencia contra los demócratas y sus electores. (Vía: Vox)

George Soros, Hillary Clinton y Barack Obama han sido protagonistas de sus discursos: ya sea por lo que él interpreta como “fracaso” de las políticas migratorias (y que, supuestamente, han provocado un incremento en la migración centroamericana), porque están detrás de la enorme teoría conspiracionista de una cábala liberal que busca tumbar su gobierno o simplemente porque, Trump siendo Trump, los menciona para generar una reacción en la audiencia.

Hasta el momento no se sabe si hay o no una vinculación directa entre los cuatro paquetes explosivos o si la tienen con algún simpatizante de Donald Trump o del partido Republicano.

Por: Redacción PA.