Lo que le espera a Peña Nieto en Argentina

Diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos— entre las que se encuentran las Abuelas de Plaza de Mayo y Madres Plaza de Mayo— solicitaron a su presidente que reflejara un "posicionamiento firme" ante la crisis de violencia que se vive en México.

Después de pedir disculpas por la Casa Blanca y de cumplir años, el presidente Enrique Peña Nieto viajará a Argentina el 29 de julio para reunirse con su homólogo, el mandatario Mauricio Macri, con la finalidad de analizar el posible relanzamiento de las relaciones comerciales México-Argentina que se habían deteriorado durante el gobierno de Cristina Fernández de Krichner. No obstante, muchos ciudadanos argentinos no están tan complacidos con esta visita. 

Ante la presencia de EPN en suelo argentino, diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos— entre las que se encuentran las Abuelas de Plaza de Mayo y Madres Plaza de Mayo— solicitaron a la Casa Rosada, por medio de una carta, que su presidente  reflejara un “posicionamiento firme” ante la crisis de violencia que se vive en México.

Entre los temas que se pide enfrentar y discutir está la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la escandalosa cifra de asesinatos (150 mil) y desaparecidos  (28 mil) durante la administración de EPN en México, y la confrontaciones del gobierno mexicano con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI):

“La Argentina debería tomar en cuenta los resultados de la labor del GIEI, los informes CIDH y de varios Procedimientos Especiales de la ONU que recientemente han visitado ese país y exigir al Estado mexicano el cumplimiento urgente de sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, señala una carta dirigida al Presidente Mauricio Macri, (Vía Aristegui Noticias).

Lo que buscan estas organizaciones es que Argentina le exija al gobierno mexicano la garantía del cumplimiento y el cuidado de los derechos humanos y que se apruebe una Ley General contra la Desaparición Forzada.

A la exigencia de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, se han sumado el Centro de Estudios Legales y Sociales de Argentina, la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, el grupo Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH); todas las organizaciones denunciaron que México padece una crisis estructural de derechos humanos.

Ahora sólo queda esperar a ver la actitud que asume Macri ante las demandas de sus ciudadanos.