Liga de futbol griega suspendida tras amenazas con arma de fuego a un árbitro

La Super Liga Griega, la competencia futbolística del país europeo, suspendió sus actividades de manera indefinida tras el incidente ocurrido el fin de semana entre el AEK Atenas y el PAOK. El problema, inicialmente deportivo, se agravó cuando el presidente de uno de los equipos ingresó con un arma de fuego a amenazar al árbitro del encuentro, situación que terminó por provocar esta situación.

Ivan Savvidis ignoró por completo que su papel como presidente no es ir a reclamarle a las autoridades de los asuntos deportivos. Al caer una anotación que se dio de manera ilegal, la tensión creció al notarse que estaba armado y que buscaba confrontar al árbitro del partido. El partido quedó suspendido y la policía comenzó a buscar a Savvidis para arrestarlo.

Liga de futbol griega suspendida tras amenazas con arma a árbitro

Aunque este es un asunto que entra dentro de la jurisdicción de las autoridades futbolísticas de Grecia, la FIFA pidió que se tomaran las medidas pertinentes para que esto no suceda de nuevo en ninguna instancia, ya que estos equipos también tienen participación en competiciones internacionales. Así mismo, este tema es tratado por la justicia griega.

La violencia dentro del futbol y más específico dentro de los estadios donde se desarrollan los partidos es una urgencia que buscan erradicar las federaciones nacionales y la FIFA, no con mucho éxito que digamos. Este tema es delicado y complejo, pues involucra un sitio con una gran masa en medio de una competencia en un contexto dominado históricamente por grupos violentos.

Así mismo, casos donde las autoridades y miembros de los equipos participantes incurren en violencia, legitima la violencia al exterior de la cancha donde se está llevando a cabo el partido. El pretexto de la pasión (que no es más que la emoción y la identidad de muchos vertido en una playera que los representa durante 90 minutos) no es válido en esta ni en ninguna otra situación deportiva.

La liga Griega puede sentar un precedente en ésto, al buscar una sanción ejemplar para un dueño, no para solo para el equipo. Por supuesto, además de la sanción judicial que tengan la policía local, se tiene que asignar la sanción deportiva y de competencia tanto dentro de la FIFA como en la federación griega de futbol. Claro, también para la FIFA será un buen momento para mostrar si tiene un compromiso (o no) para combatirlo.

Con información de BBC

Por: Redacción PA.