‘La Manada’: el caso de violación colectiva que causa rabia en España

El 7 de julio de 2016 cinco muchachos sevillanos presuntamente violaron a una joven madrileña de 19 años durante las fiestas de San Fermín, en Pamplona, Navarra.

De inmediato la noticia causó indignación pues unas de las pruebas de esta violación colectiva eran tanto el video que los mismos perpetradores habían tomado como las conversaciones de WhatsApp en donde cuatro de los implicados se jactaban de haber follado entre cinco a la misma chica:

—Buenos días.
—Follándonos a una entre los 5.
—Jajaja.
—Todo lo que cuente es poco.
—Puta pasada de viaje.
—Hay vídeo. (Vía: El País)

Según medios españoles, esta es sólo una de las muestras de cómo conversaron el incidente los acusados, que pertenecen a un grupo de jóvenes que se hacían llamar a si mismos “La Manada”.

https://twitter.com/laseriefila/status/930949863688298497

Sin embargo, a más de un año del incidente, cuando apenas empezó el juicio formal, aún es incierta la resolución legal de este lamentable caso.

En un hecho que haya enfurecido en las redes sociales, el mismo juez que no admitió como prueba las conversaciones que estos jóvenes tuvieron en WhatsApp, admitió como una prueba válida la investigación de un detective privado contratado por “La Manada”. (Vía: El País)

El juez cree que frases como ‘follándonos a una entre los cinco’ son pruebas insuficientes”.

El detalle particularmente indignante de esta investigación, es que el detective privado asegura que, tras seguir a la presunta víctima en los días posteriores al incidente, “ella realizaba sus actividades cotidianas sin mostrarse trastornada”, lo cual apoyaría su teoría de que tal violación colectiva no ocurrió.

Es un problema que el juez haya admitido como válida esta prueba, pues seguir las actividades cotidianas de una víctima no refleja el daño que recibió.

¿Acaso el detective es un psicólogo con la preparación idónea para tratar a la víctima en consulta y descubrir si presenta algún daño psicológico? ¿Pueden emitirse esas conclusiones solamente por haber seguido a una persona? Claramente no. En cambio el juez cree que frases como “follándonos a una entre los cinco” son pruebas insuficientes. (Vía: El País)

Para colmo de las personas enfurecidas en redes sociales, los cinco acusado de violación colectiva solicitaron a medios españoles que no se promocionaran más las fotos de sus rostros, pues alegaban que era un atentado hace intimidad. Esta petición le ha parecido mezquina a muchos, tomando en cuenta que ellos son acusados de haber grabado en video un ultraje sexual colectivo.

https://twitter.com/GemaSerrano_/status/930893131175923718

A más de un año del incidente, no ha salido a la luz pública el video de la violación; desde el principio fue retenido por las autoridades españolas para evitar la revictimización de la joven madrileña de 19 años, quiem desde un principio ha tenido que defender su testimonio de los ataques de la defensa de “La Manada”. (Vía: La Vanguardia)

De perder el caso, los cinco jóvenes españoles enfrentarían penas de más de 22 años de cárcel. Y, mientras la indignación en redes sociales crece, grupos feministas han convocado a protestas en repudio al comportamiento de “La Manada” y en apoyo a la joven madrileña. (Vía: El Periódico)