La guerra contra las drogas es un fracaso épico: Jay Z

El diario The New York Times publicó este jueves un video en el que el conocido rapero estadounidense Jay Z califica a la guerra contra las drogas como un “fracaso épico” al hacer un análisis sobre el tráfico y consumo de drogas, y cómo esto ha afectado a las poblaciones vulnerables, en Estados Unidos.

El músico de hip hop creció en un barrio neoyorquino de Brooklyn en el seno de una familia humilde y él mismo ha admitido haber consumido crack y heroína durante los años 80, así como haber recurrido a las drogas como una fuente de ingresos. (Vía: El País)

En el video, Shawn Carter, conocido como Jay Z, narra la historia de la guerra contra las drogas en EE.UU., durante casi cuatro minutos:

En 1986, Ronald Reagan, presidente republicano de los Estados Unidos, endureció la guerra contra las drogas que el expresidente Richard Nixon había declarado en 1971 a través de una campaña agresiva para acabar con el tráfico y la posesión de drogas.

Se hablaba de que las drogas eran malas y los traficantes monstruos y argumentaban que ello era la razón por la que los barrios fracasaban y las grandes ciudades iban mal.

Nadie quería hablar de las “Reaganomics”, es decir, las políticas presidenciales que redujeron el gasto público, y trajeron el fin de los programas sociales, los recortes en el presupuesto para la educación pública y la pérdida de trabajos.

Jóvenes como yo, que teníamos dificultades económicas, nos convertimos en villanos por acceder a las drogas y a los adictos se les consideraba faltos de fuerza moral.

En 1990, comenzó una política de mano dura ante el crimen en auge, que desató el encarcelamiento masivo de los arrestados por posesión o tráfico de drogas. Las leyes estipulan cadenas perpetuas por la posesión incluso de pequeñas cantidades.

Hoy en día, estas políticas llevan a más gente a la cárcel que en cualquier otro país, incluso mucho más que los que [en EE.UU.] consideramos autócratas y represivos.
Aparecieron entonces leyes que hacían distinción entre quienes vendían cocaína en polvo y cocaína crack. A pesar de que se trata exactamente de la misma droga y su única diferencia sea su presentación.

Los blancos consumían más crack que los negros pero, de alguna manera, sólo los negros iban a la cárcel. De hecho, todavía hoy se habla del problema del crack como un “problema negro”.


Mientras en Manhattan los banqueros consumían crack impunemente, la policía hacía constantes redadas en Brooklyn.

Negros y latinos eran los que iban a la cárcel. En 1971, había 200 mil presos, hoy hay más de dos millones. La mayoría siguen siendo latinos y negros, aunque éstos solamente representen alrededor del 30% de la población total del país. (Vía: El País)
En 2014, más de un millón y medio de personas fueron arrestadas por cargos relacionados a la droga. Más del 80% de éstos fueron sólo por posesión, de los cuales, la mitad fue por posesión de marihuana.

Al fin se comenzaba a hablar sobre tratar la adicción a drogas más fuertes como una crisis de de salud. Pero para los vendedores no ha habido un lenguaje más compasivo.
El consumo de marihuana es legal en algunos estados como Colorado, Washington o Alaska. En la capital, Washington DC, se pueden cultivar plantas de marihuana en los hogares.

Actualmente, en el Estado de Nueva York, donde la posesión de marihuana también es legal, los negros y latinos en los barrios más humildes reciben muchas más citaciones por una actividad que, en muchos casos, es una manera de subsistir, mientras que los privilegiados estudiantes de la Universidad de Columbia viven sin impunidad por la posesión de la misma droga.

Los niveles de consumo, desde que se inició esta llamada guerra contra las drogas, solamente han logrado acrecentarse. Cuarenta y cinco años después es momento de repensar las políticas y leyes porque la guerra contra las drogas es un fracaso épico. (Vía: El País)

En el mundo, el problema de las drogas es un tema que ocupa a muchos países.  Ya algunos han optado por realizar cambios radicales en sus políticas para combatir el tráfico y consumo de drogas.

La despenalización o legalización de la marihuana en algunos países, hasta el reciente cambio ocurrido en Canadá, en donde ahora se permitirá prescribir heroína para el tratamiento de adicciones, como aquí te contamos, son ejemplos en donde se observa la necesidad de repensar la problemática y de adoptar nuevas medidas que permitan dar una verdadera respuesta a esta situación.

Estos ejemplos también son muestra de la necesidad de mirar la problemática donde no se reduzca a “buenos” y “malos”, sino que pueda observarse su complejidad. El propio Obama, explicó que existe un círculo vicioso en las comunidades humildes de latinos y negros, pues el consumo de drogas es fruto de otros fallos sistemáticos, como la falta de acceso a una buena educación o la estructura familiar, entre otros. (Vía: El País)

Publicidad