La Antártida; el continente que controla el clima del planeta

Antártida

Según investigaciones científicas, el continente de hielo es central en la regulación climática de todo el planeta, ya que influye tanto en la temperatura de los cielos, así como en los ciclos agrícolas de todo el planeta. Según el científico Edgardo Vega, subdirector del Instituto Nacional Antártico Chileno (INAC), lo que sucede en la Antártida influye directamente lo que sucede, por ejemplo, en el desierto de Atacama, en términos de su temperatura o incluso en la claridad de su cielo, esto debido a la influencia del continente en las corrientes marinas que suben hacia Chile.

Según este investigador, el derretimiento de los mantos de hielo vuelven al continente de hielo una especie de regulador del clima del planeta, ya que la mezcla de agua dulce y salada producida por los derretimientos de distintos tipos de hielo formados en ese continente afectan en realidad a todos los mantos oceánicos que se encuentran entrelazados como un gran sistema complejo. Es decir, lo que sucede en una de las partes afecta invariablemente no solo al propio sistema, sino también a otros sistemas que se encuentran en el entorno, pero que de alguna forma se afectan mutuamente, piénsese en el sistema climático por ejemplo.

El calentamiento global ha afectado a la Antártida ya que en 2015 se registró la temperatura más alta registrada en el polo sur, que fue de menos 17.5 grados centígrados. Los efectos de este hecho al parecer tuvieron repercusiones en el corto plazo ya que durante ese periodo se registraron fuertes lluvias en el desierto de Atacama,  en donde en un lapso de 4 días se igualó el volumen de agua registrado en las precipitaciones de 14 años en esa región; aunque todavía no hay evidencias contundentes sobre la causalidad de estos hechos, los investigadores creen que la hipótesis sobre la temperatura de la Antártida es lo suficientemente consistente como para tomarla como punto de partida de sus investigaciones.

Asimismo los efectos del cambio climático provenientes de la Antártida podrían agravarse debido al desprendimiento por derretimiento de la plataforma de hielo Larsen C, ubicada a lo largo de la costa noroeste de la Antártida y que tiene una extensión de unos 6 mil kilómetros cuadrados. Esta plataforma de hielo sería la tercera en desprenderse del continente en los últimos 30 años, ya que en ese periodo de tiempo se separaron las plataformas Larsen A y B a raíz del aumento drástico de la temperatura en el polo.

Según la comunidad científica, el desprendimiento de esta plataforma es inminente debido a que no hay disminución en la temperatura del continente lo que permitiría que las capas de hielo se fortalezcan. A causa de esto, se espera que por lo menos en el mediano plazo el cambio climático siga impactando distintas regiones del planeta, sobre todo por la importancia de este continente en la regulación climática del planeta, así que podemos esperar que el desprendimiento de la capa Larse C podría impactar a distintos puntos del globo sin importar su distancia respecto al suceso, aquí sin duda aplica el principio fundamental de la teoría del caos y de los sistemas complejos, conocido como efecto mariposa, el cual señala que “el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tempestad en Nueva York”. (Vía: Excélsior)