Justicia para Víctor Jara: enjuician a su homicida

El exteniente Pedro Barrientos, veterano de la milicia chilena, fue acusado de haber sido responsable del asesinato del cantautor chileno Víctor Jara. Esta resolución viene luego de 43 años de que la familia de Jara buscara justicia por este crimen.

Joan y Amanda Jara

El proceso judicial —iniciado con la demanda de la viuda del cantautor, Joan Tuner Jara— fue llevado por un tribunal federal de Orlando que determinó el lunes 27 de mayo que el ex militar acusado deberá pagar una indemnización por daños y perjuicios de 28 millones de dólares a la viuda y a las hijas de Jara. Además de tener que pagar esta suma, Barrientos podría enfrentar un proceso de extradición.

“Aquí empieza la justicia para todas las familias de Chile que esperan conocer el destino de sus seres queridos” afirmó Joan Turner (Vía BBC).

Barrientos había sido identificado por las autoridades chilenas como el culpable del homicidio de Jara desde hace tres años, pero como el ex militar está naturalizado estadounidense, no se pudo lograr el proceso de extradición. Se sabe que Barrientos llegó a Florida en los noventa y que actualmente se dedica a la compra-venta de coches, la familia Jara pudo conocer su paradero a partir de un reportaje transmitido en 2012 por la cadena televisiva Chilevisión. Gracias a la Ley de Protección a las Víctimas de Tortura, le fue posible a la familia de Víctor Jara (su esposa y sus dos hijas) llevar a cabo el juicio en Estados Unidos.

Recordemos que el de Víctor Jara fue uno de los asesinatos que más sacudió al mundo durante la dictadura de Augusto Pinochet. Jara, que era uno de los símbolos más importantes del socialismo de Salvador Allende y de la resistencia al régimen militar, fue detenido junto a profesores y alumnos en la Universidad Técnica del Estado por las fuerzas militares de Pinochet.

Cuatro días después, el 16 de septiembre de 1973, Jara fue interrogado y brutalmente golpeado. Ahí recibió al menos 44 impactos de bala (disparados por Barrientos en persona), según la autopsia respaldada por el juez Miguel Vásquez en 2013. El asesinato fue perpetrado en el Estadio Chile (actual Estadio Víctor Jara) ubicado en la capital, Santiago; dicho recinto deportivo fue usado en la dictadura como centro de detención y tortura para los disidentes.

Pedro Barrientos, acusado del asesinato de Jara

Durante el juicio, el acusado negó cualquier relación con el crimen y tampoco admitió ser culpable del homicidio. No obstante, José Paredes Márquez— acusado de haber participado en el homicidio—rindió en 2009 un testimonio donde aseguró que a los 18 años presenció el asesinato mientras prestaba su servicio militar.

“El veredicto es el resultado de una lucha larga. No tiene que ver con la indemnización, sino con que hay un tribunal que dice que hay un responsable del crimen de Víctor Jara, a pesar de los tantos años de impunidad”, declaró Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD).

No se conoce con exactitud el número de personas asesinadas y desaparecidas durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, sin embargo se calcula que son más de 3 mil, además de decenas de miles de personas que hoy dan cuenta de las detenciones y la tortura.