Irak ejecuta 36 yihadistas de ISIS

El gobierno de Irak ejecutó a 36 yihadistas del Estado Islámico (ISIS) por el asesinato de 1,700 reclutas hace dos años.

El gobierno de Irak ejecutó a 36 yihadistas del Estado Islámico (ISIS) por el asesinato de 1,700 reclutas, casi todos de origen chií, hace 2 años.

Aquel asesinato masivo, conocido como la “matanza de Speicher” es el mayor ataque del que se ha responsabilizado ISIS al día de hoy. A partir de dicho suceso, una movilización popular contra el grupo extremista se llevó a cabo en el país.

La ejecución, por ahorcamiento, fue informada públicamente a la población en la televisión estatal citando fuentes del Ministerio de Justicia.

Las reacciones ante la decisión del gobierno iraquí han sido diversas. Organizaciones internacionales, aunque son conscientes de la brutalidad de los crímenes, abogan porque los culpables deben pasar por un proceso de derecho. Mientras que muchos de los familiares de los asesinados han celebrado la decisión y asistido a la ejecución.

Amnistía Internacional ha declarado que “las ejecuciones no son la solución y no se dirigen a las raíces de las causas de los crímenes”. Además, la asociación de derechos humanos sostiene que muchas veces las ejecuciones se realizan de forma sistemáticamente injusta: muchas veces las confesiones se obtienen bajo sospecha de tortura.

Desde que las tropas iraquíes recuperaran el control de Tikrit, a principios del año pasado, medio millar de cadáveres de la masacre de Speicher han sido exhumados de fosas comunes.

Con información de El País.

Publicidad