¿Quieres fotos de IG en jet privado? Compañía rusa te renta un avión varado

Un jet privado que quedó varado en un aeropuerto de Moscú sirve, hoy, de estudio fotográfico para los que quieran subir a Instagram fotos de un estilo de vida que no tienen.

Sabemos que la persona que pretendemos ser en redes sociales no siempre es del todo cercana a quienes somos “fuera de la red”: lo que somos en redes es una “otra persona” que no somos nosotros, que se relaciona con otra gente, que platica de otros temas… que casi, casi, tiene vida propia ajena a la nuestra.

En ningún lado eso es tan evidente como en Instagram, no sólo porque sabemos que no hay filtros en la vida real, sino porque estamos conscientes de toda la “producción” que lleva una foto “perfecta”.

En estos mundos del y la apariencia, no han sido pocas las compañías que se han subido a un tren que quizá ya no se frene nunca (y no sólo hablamos del móndrigo palito de la selfie), una más, en Rusia, ha decidido utilizar un jet privado como un “estudio fotográfico” sólo para fotos de Instagram. (Vía: Telegraph)

Ajá: un avión que no volará nunca más está siendo utilizado para que jóvenes que no son ricos finjan serlo en una red social.

Los precios, hasta eso, son bastante razonables, más porque hay varios “paquetes”: si quieres simplemente rentar el avión “para ver qué se siente”, te cuesta 11 mil rublos (poco más de 3 mil 500 pesos); si quieres un fotógrafo profesional para que tu Instagram reviente, 14 mil rublos ($4, 600) e, incluso, hay una opción para un camarógrafo por la módica cantidad de 25 mil rublos (8 mil pesotes). (Vía: Telegraph)

No sólo es interesante, sino todo un fenómeno que podría analizar Michel Foucault o Pierre Bourdieu: ¿qué es más importante: tenerhacer el simulacro de tener? Cómo saberlo, Marge, cómo, saberlo…