Cinco claves para entender el impeachment de Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría ser destituido por una conversación con el presidente de Ucrania
Donald Trump podría ser destituido por una llamada con el presidente de Ucrania

La política en Estados Unidos siempre ha sido un tema complicado, más cuando se trata de una posible destitución. ¿Destitución? Sí, básicamente a eso refiere “impeachment”. El día de ayer, 24 de septiembre, Nancy Pelosi –la Presidenta de la Cámara de Representantes y líder de los Demócratas en el Congreso– anunció que abriría un juicio político contra el actual presidente Donald Trump.

A ver, desde el principio, ¿qué es un impeachment?

La división de poderes de Estados Unidos. (Imagen: USA Gov)

Básicamente, representa el poder de destituir al presidente. Al igual que en México, el gobierno estadounidense está dividido en tres poderes: ejecutivo (representado por el presidente), legislativo (representado por el Congreso) y judicial (representado por la Suprema Corte). Y, al igual que en México, esta división permite que ninguno de ellos abuse de su poder.

Por lo tanto, el proceso de impeachment representa una investigación realizada por el poder legislativo que, después, debería ser ratificada por el poder judicial.

Ahora, cualquier miembro de la Cámara de Representantes (parte del Congreso) tiene la posibilidad de proponer un impeachment. Éste requiere una mayoría de votos de la Cámara para proceder con la investigación. Posteriormente, se hace un juicio en el Senado que será supervisado por la Suprema Corte. Para la destitución se necesitan dos tercios de los votos, sin embargo, una simple mayoría evitaría que la persona investigada vuelva a tener un cargo público.

Un presidente puede ser destituido por “traición, soborno y otros delitos graves. Sin embargo, la Constitución estadounidense no especifica a qué refieren los delitos graves.

Y, bueno, ¿por qué quieren destituir a Trump?

En Estados Unidos, los presidentes tienen la posibilidad de ocupar el cargo durante dos mandatos de cuatro años. Esto sólo es posible, si ganan la reelección. Y la reelección de Donald Trump sería disputada en 2020. Uno de sus contrincantes es Joe Binden. 

The Washington Post publicó un artículo en el que mencionaba que Trump había tenido contacto con un presidente extranjero para conseguir información que descalificara a Joe Binden. No sólo se ha confirmado que Trump tuvo una llamada con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, sino que el propio Trump liberó las transcripciones de dicha llamada.

El hijo de Joe Binden trabajó en una compañía de gas ucraniana entre 2014 y 2019. Trump estaba convencido de que Joe Binden habría actuado de manera corrupta para beneficiar a su hijo económicamente. Esto no ha sido comprobado.

Entonces, se cree que Donald Trump contactó al presidente ucraniano para conseguir información sobre su contrincante. No sólo esto, sino que posiblemente Trump también habría detenido la ayuda económica a Ucrania (de 391 millones de dólares) para presionar al presidente ucraniano y obtener información. Por lo tanto, el partido demócrata considera que Trump utilizó su poder político para intentar asegurar la reelección, a costa de un país extranjero. (Vía: NBC News)

¿Esto ha pasado antes?

Anteriormente, dos presidentes habían pasado por el proceso de investigación del impeachment. Sin embargo, tanto Andrew Johnson como Bill Clinton fueron absueltos por el Senado. Por su parte, Richard Nixon renunció durante el proceso de investigación.

Otros diecisiete funcionarios, entre ellos jueces, un senador y un secretario de guerra, también fueron investigados; la primera vez fue en 1798. De ellos, ocho fueron encontrados culpables y destituidos, siete fueron absueltos y el resto renunció durante el proceso de investigación. (Vía: History.House.gov)

¿Qué implicaría la destitución para Estados Unidos?

De ser destituido, Donald Trump sería el primer presidente en perder su cargo por mandato oficial.

Una encuesta realizada por YouGov demostró que, de confirmarse que Trump suspendió la ayuda militar a Ucrania para obligar al país a investigar a Joe Binden, 55% de los estadounidenses estarían de acuerdo con la destitución. 

Si fuera destituido, el vicepresidente Mike Pence se convertiría en el presidente interino hasta las elecciones de 2020.

Encuesta realizada por YouGov. (Imagen: Twitter)

A todo esto, ¿qué ha dicho Trump?

En un tuit, el presidente declaró: “No ha habido un presidente en la historia de nuestro país que haya sido tratado tan mal como me han tratado a mí. Los Demócratas están paralizados con odio y miedo. Ellos nunca hacen nada. Esto no debería de pasarle nunca a ningún otro presidente. ¡Casería de brujas!”

Tanto Trump como Zelensky, el presidente de Ucrania, negaron que hubiera existido algún tipo de presión por parte del gobierno estadounidense. El partido Republicano ha demostrado su apoyo al presidente. Kevin McCarthy, líder de los republicanos, afirmó que la investigación se basa únicamente en un rumor. Igualmente, afirman que publicaron la transcripción para demostrar que no tienen nada que esconder. Sin embargo, el partido Democrático considera que la transcripción está compuesta de una serie de notas donde sólo se ve la superficie del problema.

¿Logrará Trump dejar su marca en la historia estadounidense… aunque sea sólo a partir de su destitución? 

ANUNCIO