Histórico pacto entre las FARC y Colombia

Este miércoles tuvo lugar una reunión histórica en La Habana. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder la las FARC, Rodrigo Londoño Echeverrí “Timochenko”, bajo la mediación del presidente cubano, Raúl Castro, lograron un pacto sin precedentes.

Después de un conflicto armado de más de 50 años, 220, 000 muertes y 7.6 millones de afectados, Colombia podría estar a punto de lograr un posible cese al fuego.

Desde su creación en 1964 en Marquetalia, como una coalición de varios grupos disidentes al sur del país, Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia han combatido a favor de la no intervención norteamericana y el establecimiento de un gobierno anticapitalista desde un enfoque marxista-leninista.

Han sido considerados por décadas como una asociación terrorista y a pesar de que sus fines puedan parecer nobles, sus métodos de financiamiento (secuestro, narcotráfico) y bélicos (minas antipersonas, asesinato indiscriminado de civiles, perros bomba) han cobrado la vida de miles de personas.

150923203705_sp_paz_624x351_afp_nocredit

 

Por su parte, el gobierno colombiano trató de erradicarlo después de que se salió de control a través de constantes bombardeos, ataques paramilitares y ejecuciones extrajudiciales que no distinguían entre civiles y grupos armados. Además, es por todos conocida la complicidad de muchos altos funcionarios con miembros del narcotráfico.

Esto explica la gran cantidad de muertos y la triste fama que se hizo Colombia como un país en donde la violencia era cosa de todos los días. Cuando se dijo que México se había colombianizado se referían precisamente a esto.

Luego de décadas de negociaciones fallidas entre el gobierno y las FARC, de ataques y contraataques, de treguas violadas, luego de que ni los presidentes Belisario Betancur (1982-1986), César Gaviria (1990-1994), Andrés Pastrana (1998 – 2002) pudieran concretar, pese a su esfuerzo, solución alguna y luego de la intensificación de la ofensiva militar de Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos comenzó desde 2010 un nuevo intento por apaciguar el fuego.

En Mayo del año pasado logro un acuerdo bilateral para eliminar la producción de drogas ilícitas.

En Marzo ambas partes acuerdan trabajar en conjunto para eliminar las minas terrestres.

1443051933-000mvd6716781

El acuerdo estipula que en un plazo no mayor a 6 meses, a más tardar el 23 de marzo de 2016, ambas partes deberán firmar un acuerdo que incluye lo que llamaron la “Jurisdicción Especial para la Paz integrada por un total de 35 jueces, divididos en siete salas y tribunales. Por ella pasarán tanto miembros de las FARC como de las fuerzas de seguridad colombianas, políticos y empresarios que deban responder por acciones cometidas durante el conflicto.

Se concentrará en los crímenes más extremos como secuestros, ejecuciones extrajudiciales, desplazamientos forzados, tortura, violencia sexual y reclutamiento de menores. Se concederán ciertas facilidades judiciales y habrán tres tipos de penas: para quienes reconozcan su responsabilidad tempranamente, para quienes lo hagan de forma tardía y aquellos que se nieguen a hacerlo.

¿Se concretará este histórico pacto?

Por: Redacción PA.