Hacker de Uber tiene solo 20 años y le pagaron 100 mil dólares por destruir archivos robados

Según información de la agencia Reuters, la persona que hackeo las bases de datos de la empresa Uber Technologies, obteniendo la información personal de 53 millones de clientes y conductores, es un joven de 20 años que vive en el estado de Florida en Estados Unidos.

La fuente consultada por la agencia británica describió al joven hacker como “un joven que vive con su mamá en una pequeña casa tecleando para ayudar a pagar las cuentas”.

Además señaló que en la compañía decidieron no perseguir a alguien que podría representar una amenaza mayor, así que acordaron con el hacker un pago de 100 mil dólares a cambio de destruir la información que había sustraído; evidentemente en ese momento desconocían de quién se trataba.

El pago de Uber se realizó a través de un programa de recompensas para los investigadores de seguridad que informan sobre fallas en el software de las compañías. Dicha plataforma de recompensas por errores de Uber es operada por una compañía llamada HackerOne.

Estas transacciones quedaron cerca de un año en secreto, hasta que llegó el nuevo jefe ejecutivo de la empresa, Dara Khosrowshahi, quien despidió a los dos principales oficiales de seguridad de Uber al mismo tiempo que anunció el incumplimiento; al respecto dijo que se debió avisar del hackeo en el momento.

Algunas fuentes de la empresa han señalado que el antiguo CEO, Travis Kalanick, estaba al tanto de la violación y del pago por la destrucción de las bases de datos a través del programa de recompensas, pero se mantuvo todo en secreto.

De hecho, muchos analistas de seguridad señalaron que pagarle a un pirata informático está fuera de las reglas normales de un programa de recompensas, en donde los pagos son de entre 5 y 10 mil dólares y no se entregan a personas que sustrajeron distintos tipos de información. Sin embargo, hay que aclarar que dicha plataforma no gestiona las cantidades que son transferidas. (Vía: Reuters)