¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Científicos en India reportan una grieta en el escudo magnético de la Tierra

grapes-magnetic-shield

El Telescopio GRAPES-3, ubicando en Ooty, India, grabó una explosión de rayos galácticos cósmicos que dejaron una grita en el escudo magnético de la Tierra, según científicos especializados.

La explosión ocurrió cuando una enorme nube de plasma salió disparada de la corona solar y se impactó directamente con la Tierra a una velocidad acelerada de 2.5 millones de kilómetros por hora, causando una compresión masiva en la magnetósfera terrestre y disparando una severa tormenta geomagnética, lo que produjo auroras boreales y la interrupción de señales de radio de varios países, de acuerdo con el estudio publicado en el diario Physical Review Letters esta semana.

El telescopio localizado en el Instituto Tata de Investigación Fundamental del Laboratorio de Rayos Cósmicos en Ooty calculó que la tormenta provocada por el impacto tuvo una duración de 2 horas aproximadamente. 

La magnetósfera terrestre se extiende en un radio de millones de kilómetros por el planeta, por lo que funciona como la primera capa de defensa que nos protege de rayos tanto solares como cósmicos y, por lo tanto, nos protege de las intensas radiaciones solares (Vía: The Hindu).

Las simulaciones numéricas realizadas por los investigadores de GRAPES-3, incluyendo a Pravata K Mohanty, indicaron que el escudo magnético de la Tierra se encuentra temporalmente roto debido a la reconexión magnética que experimenta, permitiendo que partículas de energía galáctica cósmica entren en la atmósfera. El campo magnético terrestre elevó la temperatura de dichas partículas en 180 grados.

Los científicos de la India se encuentran trabajando para descubrir más sobre la naturaleza nuclear de los rayos cósmicos, “los rayos de alta energía y la modulación de la actividad solar. Entre sus objetivos de estudio se encuentran entender los efectos solares sobre la Tierra. En un reciente estudio, el GRAPES-3 analizaba los datos de junio de 2015, cuando una tormenta solar deformó el escudo protector de la Tierra” (Vía: Hipertextual).