Gibraltar podría dejar el Reino Unido

Ahora que el Brexit es una realidad, el futuro de Gibraltar es incierto.
Después de que se decidiera a través de una diferencia de un millón de votos que el Reino Unido abandonará la comunidad europea, queda incierto cuál será el futuro de muchas regiones del país en las que ganó el voto a favor de permanecer en la Unión.

El caso de Gibraltar es, quizás, el más evidente de estos. En el así llamado “Peñón” —un territorio sobre el que el Reino Unido ha tenido posesión por más de 300 años península Ibérica— el voto a favor de mantenerse en la Unión Europea arrasó casi por unanimidad (95.9%) a la opción del Leave, que fue la que terminó por decidir el futuro de esta nación.

Gibraltar es uno de los destinos preferidos para los habitantes del Reino Unido, pues es un territorio poblado en gran parte por gente de ascendencia británica injerto en la plena costa del Mediterráneo.

Aun cuando en el referéndum que se llevó a cabo en 2002 en el que se trató de definir si esta península debía de ser regido conjuntamente por España y el Reino Unido se viró a favor de que esto no sucediera, ya se dice que la población de Gibraltar buscará separarse de su actual regente para ser gobernada por el país al que se encuentra anexa.

A lo largo de los últimos meses, los principales actores políticos de la península iniciaron una campaña en contra del Brexit, motivados por los intereses económicos de la zona. La supervivencia de Gibraltar depende casi en su totalidad de su pertenencia a la Unión Europea, pues sobrevive principalmente a base del turismo.

Además de esto, debido a su extra-territorialidad, esta península cuenta con un gran número de ventajas fiscales de las que el resto de su país carece. Por ello, el territorio ha sido visto como una especie de edén para todos aquellos británicos que buscan disfrutar su vida sin ser perseguidos por el fisco.

La península de Gibraltar es un lugar icónico en la historia del Reino Unido. Su peña imponente fue ocupada al principio del siglo XVIII con el fin de que Inglaterra tuviera control comercial del canal que lleva el mismo nombre. Para la cultura inglesa, este ha sido el escenario de grandes eventos en su cultura popular, tales como el matrimonio de John Lennon con Yoko Ono. Sin embargo, ahora todo parece indicar que esto cambiará en el transcurso de los próximos años.