Fue madre a los 16, vendió pan para subsistir y logró un título universitario

Debido a la pandemia se quedó sin trabajo, fue entonces que decidió vender pan
Foto: Infobae

Una mujer de Tucumán, Argentina fue madre a los 16 años. Obligada a vender pan para subsistir, recientemente logró concluir su carrera universitaria.

Micaela Ricci, hoy de 25 años, era una adolescente cuando se enteró que estaba embarazada. Apenas cursaba el último año de secundaria y tenía algunos meses con su novio.

“Fue totalmente inesperado y poco fácil de asimilar. Desde el primer día tuve el apoyo de mis padres, eso fue clave para continuar”, contó la mujer a Infobae.

Foto: Infobae

Al presentar un embarazo de alto riesgo por su edad, Micaela fue obligada a reposo absoluto y no tuvo más opción que continuar sus estudios desde casa.

En febrero de 2013, por cesárea, nació su hijo al que nombró Mateo. A finales de ese año, se separó del papá del niño, también adolescente.

“Cuando me juntaba con mis amigas iba con Mateo, y si tenía que salir a la noche se quedaba al cuidado de sus abuelos. Ellos fueron mi contención total”, admitió.

Foto: Infobae

A pesar de las circunstancias y gracias al apoyo de sus padres, la joven madre terminó la secundaria. Para continuar en la escuela solo había una opción:  trabajar, estudiar, y criar a su hijo.

“La situación económica nunca fue la mejor. Llegué a tener tres trabajos en simultáneo”, describió.

La madre vendió cosméticos, fue empleada doméstica y hasta cajera en boliches, todo para brindarle lo mejor a Mateo y pagarse sus estudios.

La joven madre vendió pan para cubrir sus estudios universitarios

Foto: Infobae

“Me anoté en el profesorado de educación en la universidad Nacional de Tucumán, sabía que iba demorar en obtener el título pero era la única forma de tener una rato libre a la tarde para estar con mi hijo”, dijo.

Desafortunadamente, la madre se quedó sin empleo debido a la pandemia por Covid-19. Pero eso no la detuvo porque comenzó a vender pan casero.

“Aprendí mirando a mi mama. Decidí vender pan casero en la esquina de una plaza para poder manejar mis tiempos y costear la facultad”, relató orgullosa.

Foto: Infobae

Y así, el pasado 12 de agosto su esfuerzo rindió frutos al presentar y aprobar el examen final que la acreditó como licenciada en Ciencias de la Educación. Una historia de éxito.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO