Francotiradores asesinan a policías durante una protesta en Dallas

David Brown, Jefe de la Policía de Dallas, confirmó que murieron cinco agentes de la policía y otros siete resultaron heridos (tres de ellos en estado crítico) en un tiroteo que se desató durante las protestas por el asesinato de dos afroamericanos a manos de la policía, la noche de este jueves 7 de julio. (como aquí te contamos).

La muerte de Philando Castile, en Minnesota, y de Alton Sterling, en Louisiana, ha provocado protestas en las ciudades más importantes de Estados Unidos, como Nueva York, Washington y Los Angeles.

Protestas por la brutalidad policial

Desde 2014, las escenas violentas se han vuelto comunes en las protestas contra la brutalidad policial. En esa ocasión, se manifestaban por la muerte de Michael Brown, un joven afroamericano, a manos de la policía. Los manifestantes lanzaron botellas con agua congelada a los cuerpos de seguridad.

Ahora, los hechos fueron completamente distintos. Como en las demás protestas, los manifestantes iniciaron coreando “Black Lives Matter” (“La vida de los negros importa”).

Aproximadamente, a las 20:45 de este jueves 7, se reportaron disparos, mientras avanzaba la protesta por una calle céntrica de Dallas. Al escuchar las detonaciones, la multitud se dispersó en busca de refugio. En ese momento no se conocía aún si alguien había resultado herido.

Fue hasta las 10:30 pm que se informó que había fallecido un agente de tránsito y otros tres estaban heridos.

Quince minutos más tarde, el Jefe de Policía de Dallas, David Brown, daría a conocer que, al parecer, dos francotiradores habían disparado a diez oficiales, tres habían muerto y otros tres se encontraban en condiciones críticas de salud. Brown afirmó que los tiradores dispararon desde “posiciones elevadas”.

A las 11:05 pm se confirmó el fallecimiento de otro policía. En ese momento, el Departamento había ubicado a uno de los sospechosos en un garaje y estaba negociando para que se entregara. Media hora después fue capturado, mientras que el otro sospechoso se entregó voluntariamente.