Exjefe de campaña de Trump es acusado de conspirar contra su país (y otros 11 cargos)

La mañana de este lunes, 30 de octubre, el comité especial que investiga la colusión de Rusia en la campaña presidencial del 2016 de Donald Trump, presentó 12 cargos contra su ex Jefe de Campaña, Paul Manafort, y un socio comercial, Rick Gates.

Los cargos, que van desde lavado de dinero hasta “conspiración contra los Estados Unidos”, fueron presentados ya ante un Gran Jurado, creado específicamente para esta investigación. A las 8:15 de la mañana (hora local), Manaford se presentó voluntariamente en la sede nacional del FBI para enfrentar las acusaciones en su contra.

Hace unos días, otro operativo de la campaña de Trump, George Papadopoulos, se había declarado culpable de mentir en sus declaraciones oficiales, por lo que la investigación sobre él y su relación con colaboradores de Rusia en los Estados Unidos llevó a que Donald Trump publicara un tuit:

Y otro más:

Los tres tendrán el récord de ser los primeros sospechosos con cargos en su contra que estuvieron involucrados directamente en la campaña de Trump.

Aunque los cargos todavía no establecen una relación directa entre el entonces candidato republicano y el Kremlin, varios analistas creen que estos cargos son apenas el principio del consejero especial, Robert Mueller, en una investigación que podría arrastrar, cuanto menos, al yerno de Trump, Jared Kushner, y a uno de los hijos del presidente. (Vía: New York Times)

Desde el viernes pasado, el Gran Jurado había aprobado los cargos contra Manafort y Gates, pero fue hasta hoy cuando se hizo una presentación formal de las 12 acusaciones: desde lavado de dinero y mentir en una declaración oficial hasta conspiración contra los Estados Unidos.

Según las acusaciones de Mueller y su equipo, el ex jefe de campaña de Trump lavó más de 75 millones de dólares de grupos ucranianos pro Rusia a través de una amplia red de empresas en Europa del Este y de los Estados Unidos. Por años, Manafort fue asesor ante Rusia de intereses ucranianos, por lo que su cercanía (o, por lo menos, conocimiento) de los intereses rusos en el mundo se daba por sentado desde que comenzaron las acusaciones periodísticas. (Vía: Washington Post)

Las acusaciones contra Gates y Manafort llegan hasta poco antes de que el segundo tomara las riendas (oficialmente) de la campaña de Trump, aún cuando el primer jefe de campaña, Corey Lewandowski, declarara ante CNN que el operador político había tomado el control desde abril, al salir de la campaña en junio de 2016. (Vía: The Guardian)

Todavía no cae Trump, y es difícil (si no imposible) que ocurra, sin embargo, puede que no pase mucho para que todo su círculo cercano sea investigado… ¡Igualito que en México!… ¿no?