Cuatro estudiantes de bachillerato se postulan para gobernador de Kansas

Hace unos cuantos siglos no era infrecuente que un niño se convirtiera en rey; en época de guerra la edad promedio de los gobernantes disminuía considerablemente. Sin embargo, en estos días parecería casi imposible que alguien menor de edad pudiera tomar las riendas de un gobierno, sin embargo podría ocurrir en Kansas, donde cuatro adolescentes, todos estudiantes de bachillerato, se han postulado a gobernador.

“No existen impedimentos legales para que un adolescente sea gobernador de Kansas”.

A veces, quienes escriben las leyes se olvidan de considerar los imprevistos que echan de cabeza las normas escritas. Claramente a los primeros gobernantes del estado de Unión Americana no se les ocurrió poner requerimientos mínimos legales para postular a la gubernatura.

Las leyes de Kansas no exigen ni comprobar residencia en Kansas ni tener un grado mínimo de estudios y tampoco pide ser mayor de edad. Así es: no hay impedimento legal para que un adolescente sea gobernador, así como no había impedimentos para que Trump fuera presidente. Esa es la laguna legal que han aprovechado para postularse al gobierno de uno de los estados más conservadores de nuestro vecino del norte.

En entrevista los cuatro jóvenes aspirantes aseguraron estar listos para un cargo de esa magnitud, aun si apenas les sale el bozo o los granos en su rostro parecen una emergencia de Estado.

Pero no se dejen engañar: a pesar de su juventud, tienes claras sus posiciones políticas y varios de sus objetivos. De escasos 15 años, Jack, por ejemplo, se considera demócrata y está dispuesto a despenalizar todas las drogas.

De la misma forma, Ethan se considera libertario y los otros dos chicos, Dominic y Tyler se consideran republicanos. Aunque sus posiciones políticas puedan contrastar, los cuatro comparten la convicción de que realmente alguno de ellos tiene una oportunidad de convertirse en el próximo gobernador de Kansas.

“Trump tampoco tenía experiencia política antes de ser presidente”.

Sin embargo, obviamente no todos están tan convencidos. Neal Allen, un politólogo de la Universidad de Wichita, ve con escepticismo a los jóvenes postulantes. Aunque a priori consideró que los chicos no tienen ninguna posibilidad seria de ganar una elección y menos aún tienen experiencia como gobernantes o funcionarios públicos, admitió que podría haberse dicho de Donald Trump cuando se subió a la carrera presidencial: sin posibilidades ni experiencia.

Las elecciones para elegir al nuevo gobernador del estado norteamericano serán hasta noviembre del 2018. Ninguno de estos cuatro aspirantes será mayor de edad para ese entonces. ¿Saldrán sus nombres en las boletas? (Vía: CBS)