Estados Unidos recibió al Dalái Lama y provocó tensión con China

El lugar elegido para la reunión de Obama con Tenzin Gyatso fue el Salón de Mapas y no el Despacho Oval, que esta reservado para jefes de Estado.
Estados

Barack Hussein Obama, presidente de los Estados Unidos, mantuvo este miércoles 15 de junio una reunión privada con el Dalái Lama, Tenzin Gyatso, la cual sería la cuarta de su mandato. Esto pese a la “firme oposición” al encuentro expresada con anticipación por China, sin embargo, la Casa Blanca dejó claro que el Gobierno sigue sin apoyar la independencia del Tíbet.

El lugar elegido para la reunión de Obama con Tenzin Gyatso fue el Salón de Mapas y no el Despacho Oval, que esta reservado para las citas del presidente con otros jefes de Estado.

Asimismo, Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, explicó en su rueda de prensa diaria, fue una reunión de carácter “personal”, motivada por el “afecto” que siente Obama hacia el Dalái Lama.

“En el pasado, el presidente estadounidense ha expresado su aprecio por las enseñanzas del dalái lama y cree en la preservación de las singulares tradiciones religiosas, culturales y lingüísticas del Tíbet”, detalló Earnest.

Por cierto, el único testimonio del encuentro entre ambos fue una imagen divulgada por el fotógrafo oficial de la Casa Blanca, Pete Souza, en el que se a Obama saludando al Dalái Lama a la entrada del Salón de Mapas. El portavoz también reiteró que la posición de EEUU respecto al Tíbet “no ha cambiado”.

EEUU considera al Tíbet parte de China y, por tanto, no apoya “la independencia de los tibetanos”, comentó el portavoz. China por su parte asegura que el Tíbet es desde hace siglos parte inseparable de su territorio, mientras que los tibetanos argumentan que la región fue durante mucho tiempo virtualmente independiente hasta que fue ocupada por las tropas comunistas en 1951.

“Tanto el Dalái Lama como el presidente Obama valoran la importancia de una relación constructiva y productiva entre Estados Unidos y China”, anotó Earnest.

Desde que llegó a la Casa Blanca en 2009, Obama ha recibido en privado al dalái lama en otras tres ocasiones, la última de ellas en febrero de 2014. Como ocurrió entonces, cuando China presentó una protesta formal por ese encuentro.

Ahora Pekín mostró con anticipación su “firme oposición” a la cita entre el líder tibetano y Obama.

“El Dalái lama no es solo una figura religiosa, es un exiliado político que durante mucho tiempo ha estado implicado en actividades separatistas antichinas bajo la cobertura de la religión”, afirmó hoy en una rueda de prensa un portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang.

A su vez, Lu indicó que Pekín informó a Washington de su “firme oposición” al encuentro, ya que los asuntos de Tíbet son “cuestiones domésticas de China” y ningún país tiene derecho a interferir en ellos. 

“China confía en que Estados Unidos mantendrá su compromiso de que Tíbet es parte de China y de que no apoyará la independencia de Tíbet”, señaló Lu.

El Dalái Lama se encuentra estos días en Washington, donde ayer se reunió con varios miembros tanto demócratas como republicanos del Congreso y dio un discurso en el Instituto de la Paz, lugar en el que empezó ofreciendo un minuto de silencio por las víctimas del tiroteo en Orlando,Florida, del pasado fin de semana.