EPN cancela visita a EU después de llamada con Trump

El presidente, Enrique Peña Nieto, tenía planeada su primera visita oficial en los Estados Unidos en los primeros días de marzo, sin embargo, la visita fue cancelada después de una llamada telefónica con el presidente estadounidense, Donald Trump.

La agenda de la visita iba a estar centrada sobre todo en temas referentes a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como sobre la agenda la seguridad en la región.

Peña Trump

Segúin fuentes del diario estadounidense, Washington Post, la cancelación por parte del mandatario mexicano vino después de la ya mencionada llamada telefónica, pero fue específicamente porque Trump insistió en el tema del pago del muro en la frontera.

Según el WP, la llamada entre Trump y Peña duró alrededor de 50 minutos, de los cuales, la mayoría del tiempo lo dedicaron a hablar sobre el muro. El problema fue que Trump no aceptó decir públicamente que México no pagaría por el dichoso muro, por lo tanto, se acordó cancelar la visita y que ambos presidentes mantendrían su posición respecto a ese tema.

Asimismo, funcionarios de la Casa Blanca señalaron que durante la llamada, Donald Trump se irritó y se exasperó hasta “perder los estribos” debido a que Peña no cedió a sus demandas, de hecho, describieron que el momento fue de “frustración y exasperación”.

EPN cancela visita EU

Fuentes de ambos gobiernos coincidieron en que la cancelación vino por parte de Peña Nieto, quien dijo querer evitar una vergüenza pública con Trump, teniendo que hablar de ese tema durante la visita.

Al respecto, el WP contrastó los estilos de ambos presidentes, señalando que el de Peña es formal y reacio al combate verbal, mientras que el de Trump, por el contrario es completamente desenfrenado.

Asimismo, señalan que la posición de Peña tiene que ver con un cálculo respecto al próximo proceso electoral, ya que un tropiezo en esa reunión podría tener costos muy altos para el PRI y su candidato, José Antonio Meade, no solo porque el tema del muro es algo delicado en el país, sino porque un amplio sector de la opinión pública y de la ciudadanía espera una posición más confrontativa del gobierno mexicano con el mandatario estadounidense. (Vía: The Washington Post)

 

 

Por: Redacción PA.