El sicario de Pablo Escobar, ¿todo un narcoyoutuber?

Jhon Jairo Velásquez, el sicario favorito de Pablo Escobar, decidió cambiar de oficio: al del youtuber.
sicario

Jhon Jairo Velásquez, el sicario favorito de Pablo Escobar y mejor conocido como Popeye, luego de haber matado a 300 personas y haber coordinado alrededor de 3 mil muertes violentas, decidió cambiar de oficio: al del youtuber. Si bien dichas muertes fueron ordenadas directamente por el narcotraficante colombiano más conocido de la historia, este sicario dice estar totalmente arrepentido de sus actos de aquella época.

Popeye sólo estuvo 22 años en prisión: entró en octubre de 1992 y obtuvo su libertad en 2014; es decir, sólo cumplió con 3/5 de su condena, pues logró reducirla gracias a su buena conducta y por haber colaborado con la justicia. Sin embargo, este hombre sin duda será recordado por haber matado a quien era candidato presidencial de Colombia en 1989, Luis Carlos Galán;  la detonación de numerosos carros bomba; el atentado contra el vuelo 203 de Avianca en 1989; o de haber ideado los secuestros de personalidades políticas colombianas de los ochenta.

Cuando salió de las rejas, este exsicario afirmó que deseaba hacer algo constructivo con todo lo que había aprendido de estas “experiencias”:

“Quiero enseñarles a los jóvenes de Colombia que no tienen por qué vender sus vidas por un Mercedes-Benz o por los cucos (calzones) de una reina de belleza, como hice yo. Ojalá me den esa oportunidad”. (Vía: BBC)

Ya en libertad y auxiliado de un amigo ingeniero en telecomunicaciones, Jhon creó su propio canal de Youtube, al que llamó Popeye_Arrepentido. En éste, el Popeye ha encontrado una plataforma para contar su versión respecto al cártel de Medellín, sin tapujos ni omisiones. No obstante que creó este medio para mostrar que delinquir no vale la pena, hoy Popeye le contesta a sus seguidores y realiza incluso análisis políticos. Creado en agosto de 2015, hoy su canal cuenta con más de 120 mil seguidores.

A la par, Popeye prepara ya una serie basada en su libro Sobreviviendo a Pablo Escobar; la cual será producida por el canal colombiano Caracol junto con Netflix.

Más allá de su éxito en redes sociales, muchos han cuestionado tanto su pronta liberación (¿solo 22 años de condena por más de 300 muertes? ), como su protagonismo actual. En 2014, cuando salió de la prisión de Cómbita (en la misma Colombia), el presidente de la fundación Colombia con memoria, Francisco Arellano, declaró que Jhon Jairo no merecía estar fuera, ya que todavía tenía una condena pendiente. De igual forma, Gonzalo Rojas, hijo de uno de los fallecidos en el atentado contra el avión de Avianca en 1989, expresó que este revuelo mediático resultaba una afrenta para todas aquellas personas víctimas de la barbarie y violencia extremas generadas por Pablo Escobar y el cártel de Medellín, en las décadas de los ochenta y noventa.