¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El musulmán que casaba a los homosexuales en Irán

En Irán, la clase religiosa es muy poderosa y es la encargada de asesorar a la población en todos los aspectos espirituales.
musulmán

Si hay un país en el que es ser homosexual puede ser legalmente letal, es Irán. La razón es sencilla, allá la ley castiga con pena de muerte la homosexualidad. .. pero hay un religioso musulmán iraní que es homosexual y aquí está su historia:

Según la BBC, en el mundo hay 78 países que cuentan todavía con leyes que criminalizan a homosexuales, bisexuales y transgénero. 9 de estos países castigan la homosexualidad con pena de muerte, entre ellos está incluido Irán.

En Irán, la clase religiosa es muy poderosa y es la encargada de asesorar a la población en todos los aspectos espirituales.

Los mulá (clérigos musulmanes) son muy respetados y temidos, pero hay uno que es homosexual, su nombre es Taha.

Naturalmente Taha debió mantener por mucho tiempo su sexualidad como un secreto, en especial porque, además de ser homosexual, oficiaba bodas gay, pero ¿qué es lo que lo habría empujado a vivir al margen de la ley? ¿Es que la pena de muerte no es un miedo tan terrible como lo sería ser condenado a vivir una vida en la que nunca se podrá ser uno mismo?

Pronto las autoridades comenzaron a sospechar de Taha, por lo que fue amenazado de muerte.

Taha dijo a la BBC:

“Las autoridades me interrogaron varias veces sobre los amigos que yo había elegido.

Otros mulás tenían sospechas sobre mi orientación sexual y me amenazaron con la muerte”

Así que Taha huyó a Turquía, uno de los países musulmanes con una de las actitudes más liberales y tolerantes hacia la homosexualidad.

En Turquía, Taha se reunió con otros refugiados iraníes que huyeron de su país de origen por su sexualidad. Uno de estos refugiados es Ramtin, quien, después de un año de vivir en Turquía, se quiere casar con su pareja y desea que Taha oficie la ceremonia.

Ramtin dijo a la BBC:

“Antes yo veía a los mulás como personas que solo querían castigarme”

Para otros refugiados la cosa es más difícil. No confían en Taha porque para ellos los mulás eran parte de los temores que sufrían en su vida diaria mientras vivían en Irán.

En Turquía existen aproximadamente 1 000 refugiados iraníes que huyeron de Irán por su homosexualidad.

Muchos de ellos serán reubicados en otros países. Taha podría terminar viviendo en Canadá aunque su gran sueño es poder vivir en Irán como un mulá abiertamente gay.

Musulmanes pro homosexualidad

Pero Taha no es el único musulmán que no tiene empacho en pensar un Islam inclusivo. De hecho, en Francia existe una comunidad musulmana cuyo Imam es abiertamente gay, se trata de Ludovic-Mohamed Zahed, francoargelino, activista gay, musulmán y seropositivo que fundó la primera mezquita inclusiva en París.

Zahed combate diariamente contra dos frentes, por un lado están los musulmanes que no admiten el amor entre personas del mismo sexo, por el otro, los activistas LGBT que califican a toda la comunidad islámica de homofóbica. Además lucha contra las leyes de Francia que permiten el matrimonio gay, pero lo prohiben entre ciudadanos franceses  y personas originarias de Marruecos o Argelia.

El imam parisino difiere de las interpretaciones más populares del islam, de cuyas noticias sólo nos enteramos en Occidente gracias a la exposición que le dan los medios occidentales a los extremistas, quienes difunden sus ideas para crear una imagen cuasi diabólica de esta religión y así justificar intervenciones bélicas y campañas políticas que beneficien los intereses de países como Estados Unidos, Reino Unido o la misma Francia.

Por otro lado, definitivamente esa no es la única cara que tiene esta religión.

¿Se podrá lograr una relectura de Islam que sea más inclusiva?