El líder de la sección 22 del SNTE expulsará a quienes firmaron pacto con Obrador

Rubén Núñez desconoció el acuerdo que firmaron el pasado lunes con el líder de Morena y profesores de la sección 22.
líder

El líder de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rubén Núñez Ginez, ha anunciado que quienes firmaron el pacto con el presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, serán expulsados de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) por cometer “alta traición”.

Con tal acción, Rubén Núñez desconoció el acuerdo que firmaron el pasado lunes Morena y profesores de la sección 22, en el que Morena se comprometió a echar abajo la reforma educativa y lograr una nueva ley en la materia en el estado, esto a cambio de que los maestros promuevan el voto en favor de sus candidatos.

“La sección 22 está impedida de tener acuerdos con partidos políticos a cambio de votos, y quienes hayan firmado acuerdos o tengan este tipo de compromisos deberán ser sujetos al principio rector 20, que determina su expulsión definitiva, porque se trata de alta traición”, precisó Núñez.

Asimismo, el líder sindical expuso que no firmará pactos con ningún partido político a cambio de votos, ya que los estatutos lo prohíben y el hacerlo implica la expulsión definitiva “sin vuelta de hoja”.

A su vez, Núñez Ginez afirmó que quienes se atrevieron a firmar el pacto con López Obrador debieron haberlo hecho a título personal, por lo que al desobedecer los principios rectores tendrán que acatar las sanciones que determine la asamblea estatal.

Ya antes, Núñez había aceptado que ya se habían reunido con AMLO por mandato de la CNTE, así como con otros políticos e intelectuales, con el propósito de conformar un frente nacional de resistencia ante las reformas estructurales, pero “nunca hubo un acercamiento como dirigente de un partido político ni muchos menos como candidato”, expreso.

Por su parte, la coordinadora comenzó ayer su “jornada de lucha” contra la homologación de la reforma educativa, con un cerco a la sede del Congreso estatal. Durante la protesta, el dirigente sindical llamó a sus bases a movilizarse e impedir que los diputados cometan un “albazo” (adelantarse o votar algo rápidamente sin dar tiempo a que la oposición reaccione) contra la educación pública y gratuita.