El guardabosques que se toma selfies con gorilas que han sido rescatados

Este gorila fue rescatado de bebé y ahora hasta posa para selfies
"Un día más en la oficina" escribió el guardabosque

Un guardabosque tomó una singular selfie con dos gorilas que parecen “muy humanos” por la forma en la que al parecer están posando.

“Un día más en la oficina” escribió el guardabosque

La fotografía fue tomada en el orfanato para gorilas en el Parque Nacional Virunga, en el Congo y fue hecha por el mismo guardabosque que los rescató de bebés después de que sus padres fueran asesinados por cazadores furtivos en julio 2007.

En ella se ve a los dos guardabosque haciéndose un selfie con dos de los gorilas, Ndakasi y Matabishi. Una publicación que tituló como «otro día en la oficina».

“Un día más en la oficina” escribió el guardabosque

El subdirector del parque, Innocent Mburanumwe, comentó a medios locales que, al parecer habían aprendido a imitar a los guardabosque al considerarlos sus padres.

Dr. Mburanumwe comentó que al haber crecido con los guardabosques  comenzaron a imitarlos, al pararse en dos patas y “aprendiendo a ser humanos“. Sin embargo declaró que esto no ocurre frecuentemente.

Aunque la fotografía pueda ser conmovedora, la República Democrática del Congo es uno de los lugares más peligrosos para la fauna y para los mismos guardabosques debido a la presencia de cazadores furtivos y grupos armados.

Cinco guardabosques fueron asesinados en el Parque Nacional de Virunga tan solo el año pasado en una emboscada probablemente ejecutada por rebeldes. Desde 1996 130 guardabosques han sido asesinados por el mismo conflicto.

Virunga es el parque más antiguo establecido en África, en él se encuentra hasta un tercio de la población total de gorilas del mundo. Para cuidar los 7.800 kilómetros cuadrados, el equipo de guardabosques es de aproximadamente 600 personas.

El trabajo no es cosa fácil, ya que además de estar en una de las zonas más volátiles del planeta, los conflictos con grupos armados están a la orden del día.

Tan solo desde junio de 2018 hasta febrero de este año, el parque se mantuvo cerrado debido a que un grupo de rebeldes asesinaron a más de 12 guardabosques en 10 meses.