El corazón de cerdo trasplantado a un hombre estaba infectado y nadie se dio cuenta

"Desafortunadamente no usaron un buen ensayo y no detectaron el virus", señaló un especialista.
Foto: University of Maryland School of Medicine

Aunque el trasplante de corazón de un cerdo alterado genéticamente a un hombre con insuficiencia cardíaca parecía que sería una solución a la crisis de donantes órganos, queda mucho trabajo por hacer. Se reveló que el corazón de cerdo que se le trasplantó a David Bennett, de 57 años, antes de morir el pasado 8 de marzo tenía un virus y nadie se pudo dar cuenta.

La salud de David Bennett parecía ir bien las primeras semanas después de recibir el corazón de un cerdo en el Centro Médico de la Universidad de Maryland, en Baltimore, pero de repente su condición empeoró dramáticamente, de acuerdo con el MIT Technology Review.

“Se veía realmente raro”, comentó el doctor Bartley Griffith, responsable del trasplante de Bennet, durante un seminario web de la Sociedad Estadounidense de trasplantes. Algo le pasó. Parecía infectado”, señaló.

Foto: University of Maryland School of Medicine

Antes del trasplante, los cirujanos analizaron al cerdo para detectar el virus llamado citomegalovirus porcino (CMV), de acuerdo con el New York Times, pero en las pruebas es imposible hallar infecciones latentes, solo las activas, explican.

A los veinte días después del procedimiento, una prueba detectó niveles bajos de CMV porcino, indicó Griffith. A partir de entonces la salud de Bennett comenzó a empeorar hasta que el virus se elevó a niveles devastadores.

“En el día 45, se veía con miedo”, relató el cirujano. “Algo pasó. Parecía enfermo. Perdió su atención. No quiso hablar con nosotros. Yacía en la cama respirando con dificultad y estaba algo tibio”, describió.

Foto: University of Maryland School of Medicine

Griffith dijo que el virus pudo haber contribuido al declive y la muerte de Bennett, pero quizá con una prueba más precisa pudo haber sido salvado, como explicó Joachim Denner, del Instituto de Virología de la Universidad Libre de Berlín. De acuerdo con Denner, los equipos de EE. UU. parece que solo detectaron el virus en el hocico del cerdo donante, que a menudo se encuentra más profundo en los tejidos.

“Desafortunadamente no usaron un buen ensayo y no detectaron el virus, y esta fue la razón”, sentenció.

El animal utilizado para el trasplante fue criado por la empresa de biotecnología Revivicor, que alteró su genoma para reducir el riesgo de que el sistema inmunitario de Bennett, que no era elegible para un trasplante de corazón humano, rechazara el corazón del cerdo.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO