El comediante que ganó las elecciones de Ucrania, Volodímir Zelenski

Al estilo de Trump, un cómico sin experiencia política toma las riendas de Ucrania
Volodimir Zelenski

El actor y comediante ucraniano Volodímir Zelenski se ha convertido en el nuevo presidente de Ucrania, después de que la Comisión Electoral Central ucraniana informara su rotunda victoria con un 73,2% de los votos. 

El humorista, sin ninguna experiencia política derrotó al actual presidente, el veterano político Petro Poroshenko, quién buscaba la reelección. 

El descontento de la ciudadanía ucraniana por la aguda crisis económica y la parálisis del conflicto en el Donbás –este de Ucrania–, ha impulsado al actor a tomar las riendas del país.

En este sentido, Ucrania se une a la lista de países que han otorgado el poder político a actores que carecen de un bagaje político en momentos de agitación política e incertidumbre, tal es el caso de la victoria de Donald Trump.

Al menos este tipo es un comediante legítimo. El payaso que hemos elegido es patético.

“No soy un político. Solo soy una persona que ha venido a romper el sistema”, afirmó Volodímir Zelenski el pasado viernes, en el estadio olímpico de Kiev frente a más de 22.000 personas.

Y es que el inicio en la política para Zelenski comenzó como una broma, donde el actor interpretaba a un docente que accidentalmente se convierte en Presidente de Ucrania. La serie “El servidor del pueblo” comenzó a ser transmitida por la televisión ucraniana hace cuatro años.

Volodimir Zelenski el nuevo presidente de Ucrania con 73% de los votos

La serie rápidamente ganó popularidad al presentar de forma humorística los principales problemas del país. Tal fue su aceptación por la audiencia que en marzo de 2018 los productores de “Servidor Público” crearon un partido político del mismo nombre.

“Un comediante puede convertirse en presidente, pero es lamentable cuando un presidente se convierte en comediante.”  escribió Zelenski

De acuerdo con los analistas, Zelenski representa una bocanada de aire fresco en un país mermado por la corrupción y la oligarquía.

Sin embargo, las críticas con respecto a su inexperiencia también se han hecho presentes, sobre todo con la tensión actual con Rusia, quién en 2014 se anexionó la península ucrania de Crimea. En este sentido se ha señalado a Zelenski de ser “demasiado débil” para enfrentarse al actual presidente de Rusia, Vladímir Putin.