¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Tras atentado terrorista, Egipto ataca, en venganza, un pueblo libio

La madrugada de este viernes, un convoy que transportaba alrededor de 60 cristianos coptos fue atacado en una localidad al sur de El Cairo, Egipto; el Estado Islámico pronto se adjudicó el atentado. Emboscados por 8 o 10 personas en uniformes militares (según los sobrevivientes), los miembros de la principal iglesia católica del Medio Oriente, recibieron fuego automático, lo que provocó la muerte de 28 personas, muchos de ellos niños.

A las pocas horas, y como parte de una respuesta oficial, el presidente egipcio, Abdel-Fattah el-Sissi, declaró que en esos mismos momentos se estaba llevando acabo un ataque en respuesta a los campos de entrenamiento del grupo terrorista. El golpe, operado por la fuerza aérea egipcia, atacó un objetivo de la provincia de Shura, en el este de Libia, que, según informes de Associated Press, tiene vínculos con Al Qaeda, no con ISIS. (Vía: Chicago Tribune)

En estos meses, los cristianos coptos en Egipto se han convertido en un objetivo constante para ISIS: atentados suicidas en El Cairo, Alejandría y, ahora, en la provincia de Minya, suman casi 100 muertos, mientras que las autoridades militares (que tomaron el poder tras un golpe de Estado en 2013) no han garantizado la seguridad de la minoría religiosa. (Vía: Al Jazeera)

El atentado podría ser la justificación perfecta para al-Sissi para lanzar una campaña militar contra los países islamistas vecinos: la fuerte presencia que tiene ISIS en la península del Sinaí, junto con el caos político y civil que reina en Libia han colocado una tensión tangible para El Cairo. Egipto siempre se ha considerado un aliado estratégico de Estados Unidos, por lo que no ha sorprendido a nadie que, en pleno mensaje televisado, al-Sissi le recordara a Donald Trump su “promesa” de luchar contra el terrorismo “del islamismo radical”:

“Lo que han visto hoy no quedará impune. Un golpe terriblemente doloroso ha sido dado a nuestras bases. Egipto no dudará en golpear a las bases terroristas donde sea que estén” (Vía: Chicago Tribune)

Mientras, en las principales ciudades de Egipto, miles de coptos se manifestaron contra lo que ven como un ejercicio político y militar más que el cuidado de su integridad. De los 92 millones de egipcios, los cristianos coptos representan poco menos del 9% de la población. (Vía: El País)