EEUU publica documentos sobre la dictadura argentina

El gobierno de Estados Unidos acaba de hacer públicas mil 81 hojas de informes relacionados con la dictadura militar que padeció Argentina entre 1976 y 1983.

En su tiempo, estos informes habían sido desclasificados por la administración estadounidense y fueron publicados para contribuir a esclarecer los hechos violentos de una etapa oscura, dolorosa y poco accesible para los argentinos. Esta información también habla del nivel de apoyo que en ese momento gozaba la dictadura argentina por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Entre los folios publicados hay testimonios de torturas, detenciones clandestinas, cartas entre el entonces presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, y el dictador Rafael Videla, así como informes diplomáticos.

La documentación desclasificada, que corresponde al periodo de 1977 a 1980, será de mucha ayuda para el avance de los juicios por los delitos perpetrados con los argentinos durante la dictadura. Incluso hay un documento que narra la visita del ex secretario de Estado estadounidense, Henry Kissinger, a Argentina durante el Mundial de futbol y sobre un almuerzo compartido con Videla.

Ahí, se registra, según El País, que Kissinger le felicitó “por vencer a los terroristas”, aunque le advierte que las técnicas utilizadas ya no son “justificables”.

En una conferencia de prensa el secretario de Derechos Humanos argentino, Claudio Avruj señaló:

“Apuesto a que va a traer ayuda importante a los juicios, va a traer calma también a muchas familias. Quizás no por la novedad, quizás por la ratificación de hechos”, (Vía El País).

Por su parte, Abel Madariaga, secretario de Abuelas de Plaza de Mayo, afirmó que este material era un granito de arena para los juicios que buscan revelar los horrores del régimen militar. Agregó, “siempre hemos pensado en Abuelas que en algún lado estaba la información” y apeló a su experiencia personal en el servicio militar para afirmar que “los militares lo escriben todo”, (Vía El País).

A 40 años de los crímenes militares que dejaron a 30 mil personas desaparecidas, la ciudadanía argentina sigue buscando hacer justicia y velar por los derechos humanos.