EE.UU. bombardea Siria “por error”; Rusia saca ventaja

En 2012, Barack Obama dijo que el envío de fuerzas estadounidenses a Siria agravaría el conflicto y la crisis humanitaria, fomentaría el extremismo y llevaría a la milicia estadounidense  a otro pantano como en Irak o en Afganistán. Otros miembros de su administración consideraban que EE.UU. debía apoyar a las fuerzas de oposición para impedir que la posición del presidente sirio, Bashar al Assad, se fortaleciera. Hoy, Vladimir Putin ha demostrado que su homólogo estadounidense estaba errado, con la importante diferencia de que el resultado benefició a Rusia.

El pasado 17 de septiembre, EE.UU. bombardeó las posiciones del Ejército sirio y argumentó que no había habido intención de hacerlo, sino que se trataba de un error pues creían que atacaban al Estado Islámico y no al Ejército sirio. (Vía: RT)

Tras estos hechos que provocaron la muerte de 62 militares y más de cien heridos, el representante de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, declaró que el hecho no parecía un error, que era muy sospechoso y que podría tratarse de una provocación premeditada. (Vía: RT)

“EE.UU. violó dos compromisos suyos: el primero, acordado con nosotros en febrero y confirmado en los últimos días, que fue cesar acciones militares, y el segundo compromiso dado a Damasco a inicios de la operación aérea en el cielo de Siria fue de que los estadounidenses no atacarían al Ejército sirio.” (Vía: RT)

De acuerdo con el columnista Jackson Dielh, del diario The Washington Post, la intervención del presidente de Rusia, Vladímir Putin, para resolver el conflicto de Siria dejó a Obama “como un perdedor”, y argumenta que el acuerdo sobre Siria al que llegaron el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller ruso, Serguéi Lavrov, ofreció a Putin el respaldo de EE.UU. que Rusia buscaba. (Vía: RT)

De esta manera, gracias a la reciente tregua alcanzada, las tropas del gobierno sirio se mantendrán en sus posiciones alrededor de la ciudad de Alepo y, si esa situación permanece durante siete días, Estados Unidos se unirá a Rusia en la destrucción de quienes se oponen a Assad.

Incluso Rusia ganó el respaldo de EE.UU. cuando reconoció que el principal problema de Siria son los “terroristas” y no su régimen. Contrario a la posición inicial del presidente de Estados Unidos. (Vía: RT)

El columnista Dielh recalcó el hecho de que Rusia revirtió una situación de los años 90, cuando la Administración de Bill Clinton llevó a cabo operaciones militares en los lugares que formaban parte de la esfera de influencia rusa y estableció sus políticas y su voluntad. Sin embargo, dicha situación se ha invertido y ahora es Putin quien impone los resultados políticos en regiones que alguna vez dominaron los Estados Unidos. (Vía: The Washington Post)

Lo cierto es que Siria se encuentra en medio de los diferentes intereses de estas dos naciones que, con su situación política y de conflicto actual, deja a este territorio más vulnerable.

Publicidad