¿Qué está pasando en Ecuador?

Lenín Moreno, presidente de Ecuador, declaró un estado de excepción debido a las movilizaciones civiles
Movilizaciones en Ecuador bajo estado de excepción

El martes primero de octubre, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno declaró que se terminarían los subsidios para la gasolina que se habían instaurado hace cuarenta años. Esto significaría que habría un “gasolinazo” en Ecuador de 123%, pues el galón pasó de 1.85 dólares a 2.39.

El aumento en el precio de gasolina afecta a todos los servicios y propicia un aumento de precios en todo el país. Por lo tanto, desde el martes comenzaron una serie de protestas en todo el territorio. Con quema de llantas, se cerraron las vialidades principales de distintos estados. El miércoles hubo una compra masiva de gasolina antes de que cambiaran los precios.

Sin embargo, la medida de Moreno fue rectificada por el Decreto 833 y el precio aumentó a medianoche del miércoles. Y, aun así, las protestas continuaron durante toda la semana. El jueves 3 de octubre, el presidente de Ecuador declaró un “estado de excepción”, en el que se aumentó el número de policías en las calles con la intención de detener las manifestaciones. (Vía: BBC)

El “estado de excepción” permite restringir el movimiento de las personas y censurar a la prensa. Éste entrará en vigor por sesenta días, pero se podría extender otros treinta por disposición del presidente.

Durante el “estado de excepción” fueron detenidas 350 personas, según informaron los ministros de defensa e interior, principalmente de Guayaquil. El viernes 4 de octubre, el gremio de transportistas levantó las medidas de protesta pues “ya se había dado a conocer el desacuerdo con las medidas gubernamentales”. (Vía: RT)

La decisión de los transportistas no logró detener las manifestaciones nacionales. Éstas ahora incluyen también la liberación de los detenidos durante las marchas. El sábado 5 de octubre, el gremio de taxistas realizó bloqueos en las principales avenidas a lo largo de todo el país.

Igualmente, la Comisión de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) se declaró en “movilización indefinida”. La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE) también presentó un comunicado en el que sostienen que “intensificaran las medidas” pues se “está afectando el bolsillo ecuatoriano por los intereses del FMI“. (Vía: RT)

La crítica que hace la CONFENIAE está sustentada pues en marzo Ecuador recibió un préstamo del FMI (Fondo Monetario Internacional) por $10,200 millones de dólares. Por lo tanto, se estableció un calendario de reformas que incluyen una disminución del gasto público.

Además de la falta de subsidios, se propone la reducción de las vacaciones de 30 días a 15. Igualmente, se podrían reducir los ingresos un 20% en la renovación de los contratos.

Finalmente, el presidente Lenín Moreno aseguro que los “actos delictivos” no afectarían de ninguna forma la decisión sobre los subsidios. Aseguró también que:

Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida. Que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería

El presidente también declaró que no habrá diálogo posible con los participantes de las marchas. ¿Se solucionará el conflicto interno de Ecuador?