Drogas sintéticas: un problema mundial, señala la ONU

Los nuevos opiáceos proliferan más rápido que la información sobre ellos.

En el Reporte Mundial de Drogas, publicado por la Organización para las Naciones Unidas (ONU), se calcula que alrededor de 247 millones de personas consumieron drogas ilícitas al menos una vez el año pasado, de estas, 29 millones de personas son adictas. Estos datos fueron recalcados para abordar este problema ayer en el marco del Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y Tráfico Ilícito de Sustancias en la Secretaría de Salud.

En el acto participaron la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd). Entre las cifras más escandalosas se mencionó que tan solo entre 2008 y 2015 se informó de la creación y distribución de 644 nuevas sustancias sicoactivas en 102 países, y el año pasado se reportaron, según la ONU, 207 mil muertes por sobredosis.

Antonio Mazzitelli, representante de la Onudd en México, explicó que de los casi 30 millones de adictos a nivel mundial apenas uno de cada seis tiene acceso a programas de rehabilitación.

Otra cifra que pone sobre la mesa el reciente repunte de infecciones del virus VIH, es que 12 millones de personas usan drogas inyectables, lo que incrementa el riesgo de contagio por jeringas infectadas.

Respecto a las nuevas drogas sintéticas, Mazzitelli advirtió que su peligrosidad es muy alta porque todavía no se conocen los riesgos, su grado de toxicidad y los efectos a largo plazo de su uso. Los nuevos opiáceos proliferan más rápido que la información sobre ellos.

El representante de la Onudd destacó el caso del fentanilo, droga 50 veces más potente que la heroína y mucho más barata (como aquí te contamos), que ha cobrado la vida de 700 personas en Estados Unidos.

Hay que recordar que México es el tercer productor de goma de opio a nivel mundial, con más 24 mil hectáreas dedicadas al cultivo de la amapola.

Las drogas de mayor consumo son: la mariguana con 182 millones de usuarios, las metanfetaminas con 36 millones, la cocaína con 18 millones y el éxtasis con 9 millones.  

Otro de los temas que se discutieron fue el de la comercialización de estupefacientes a través de internet. Las transacciones de drogas en la red representan para la Onudd un desafío de oferta, pues, además que que esta se incrementa a niveles exponenciales, la droga puede ser vendida y comprada sin que se corra ningún riesgo. La población más vulnerable a esta modalidad del tráfico de drogas son los jóvenes.

Entre los desafíos que necesita asumir el gobierno mexicano con urgencia está el de romper el ciclo de producción que afecta tanto a campesinos, que se dedican a esto por falta de oportunidades o por amenazas directas de los grupos del crimen organizado; como a consumidores, a quienes no llegan políticas de prevención eficaces y mucho menos tienen la posibilidad de recibir un tratamiento para superar sus adicciones.