Donald Trump despierta odio y división en EE. UU.

Enfrentamiento entre simpatizantes y detractores de Donald Trump provocó la suspensión de un mitin en Chicago.

La noche de este viernes fue suspendido un mitin programado en apoyo del precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. La razón fue un enfrentamiento entre sus simpatizantes y sus detractores que tuvo lugar cerca de la Universidad de Illinois, en Chicago. Por razones de seguridad y para evitar que el encuentro tuviera resultados violentos, se suspendió el programa político encabezado por Trump.

La principal queja de sus detractores es el racismo de Trump, su desprecio hacia la diversidad americana y su abierto repudio hacia migrantes mexicanos:

El canal CNN estimó que había de 8 mil 500 a 10 mil personas en el lugar, cuando las tensiones devinieron altercados entre ambos bandos, aunque las autoridades no han reportado arrestos ni heridos (vía La Jornada).

Ese mismo día, pero más temprano, el candidato tuvo que hacer frente a las protestas de manifestantes que irrumpieron en su mitin de Missouri. De acuerdo con Donald Trump, la inconformidad expresada no obedece a sus opiniones políticas y a sus constantes comportamientos injuriosos, sino al malestar generalizado en la sociedad estadounidense por la falta de empleo.

Sin embargo, en diversas consignas, entrevistas y documentos, los detractores del republicano expresan claramente su rechazo a la llegada al poder de alguien como él, debido a su abierta promoción del odio y la división en el país. Dentro del partido republicano, hay quienes apoyan al precandidato por considerarlo capaz de vencer a los demócratas en las elecciones; así como hay quienes lo rechazan por considerarlo dañino para la organización misma.