Dice Fidel Castro que EE.UU. le debe varios millones de dólares

Un día antes de la apertura oficial de la embajada de EE.UU. en Cuba, Fidel Castro declaró que aquel país les debía varios millones de dólares por el embargo que ya lleva 55 años.

Ayer cumplió ya 89 años, y Fidel Castro no quita el dedo del renglón. En una columna que apareció con motivo de su cumpleaños, volvió a referirse al embargo de Estados Unidos sobre Cuba. Según las palabras del gobernante retirado, “les deben varios millones de dólares“.

El caso no sería notable, porque Castro lo ha dicho ya varias veces, si no fuera porque coincide con la apertura de la embajada estadounidense en la isla. En efecto, desde el 20 de junio de este año el viejo edificio del Malecón, en La Habana, que representaba los intereses de EE.UU. en aquella ciudad se ha convertido oficialmente en una embajada.

Las declaraciones del casi nonagenario ex gobernante también coinciden con la visita del Secretario de Estado, John Kerry a la embajada. En principio, el político norteamericano visitaría la isla para la ceremonia oficial de la apertura de la representación diplomática, donde la bandera de las barras y las estrellas se elevará sobre territorio cubano este viernes. No obstante, declaró que se reuniría con disidentes cubanos dentro de las instalaciones de la embajada.

Aparentemente, el gesto no cayó muy bien a Fidel Castro, quien en una breve columna aprovechó para insistir sobre el embargo que desde 1960 mantiene Estados Unidos sobre Cuba. Desde ese año hasta ahora, las restricciones comerciales que el gobierno norteamericano ha implementado en la isla han variado, pero siempre han existido.

Bajo esa idea, Castro señala que durante estos 55 años de embargo se han provocado pérdidas importantes para su país. Por lo que considera que el gobierno de Estados Unidos “le debe varios millones de dólares“.

La anécdota se suma a una larga historia de relaciones extravagantes entre Cuba y Estados Unidos. Finalmente, no se podían abrir representaciones diplomáticas sin por lo menos pequeñas muestras de hostilidad.