Después de los terremotos en Japón

Los terremotos ocurridos en Japón hace un par de días continúan dejando estragos.

Los terremotos ocurridos en Japón hace un par de días continúan dejando estragos. El primero se registró el jueves por la noche en la localidad de Kumamoto y tuvo una intensidad de 6.5° en escala de Richter. A pesar de que no hubo riesgo de tsunami, los primeros reportes hablaron de nueve personas muertas y más de 800 heridas. El sábado en la madrugada ocurrió un nuevo terremoto en la misma ciudad, pero esta segunda vez su intensidad fue de 7.3° en la misma escala. Ahora se habla de 42 personas fallecidas y más de 100 desaparecidas en la isla de Kyushu.

“Sabemos de múltiples lugares en donde hay gente enterrada viva bajo los escombros”, informó por su parte el Secretario Jefe del Gabinete, Yoshihide Suga, quien también anunció el despliegue de soldados adicionales para ayudar en las tareas de rescate (vía BBC).

Casi mil personas están siendo atendidas en hospitales por diversos daños físicos y emocionales, mientras que más de 90 mil fueron desalojadas de sus viviendas por amenazas de deslave. De acuerdo con un investigador astrofísico del US Geological Survey, “la superficie del terreno se habría movido en la región en torno a los 4 metros. Por lo tanto, se trató de una agitación intensa sobre una zona bastante grande. Y es por ello que probablemente veamos un impacto significativo de este evento” (vía BBC).

Debido a las fuertes réplicas que siguieron a los dos terremotos, la gente buscó refugiarse en parques y plazas públicas, en espera de lo peor. A los estragos causados por los siniestros en cerros y edificios, se suma el problema de los incendios y el pánico de la gente a que se produzca un tsunami.