¿De qué acusan a Hillary Clinton?

Hillary Clinton está a punto de ser nombrada la candidata oficial del Partido Demócrata para la presidencia de los Estados Unidos. La única posibilidad de que este partido eligiera a otro candidato, sería que iniciara un proceso judicial en su contra.

Hillary Clinton, mientras dirigía el Departamento de Estado, entre 2009 y 2014, utilizó una cuenta de correo personal donde trató asuntos confidenciales del gobierno de Estados Unidos, pues no contaba con una cuenta de correo institucional.

El día de ayer, James Comey, director del FBI, señaló que recomendaba al Departamento de Justicia que no presentaran cargos en contra de la aspirante presidencial Hillary Clinton. Aunque Clinton y sus asistentes habían sido muy descuidados en el manejo de información clasificada, no se encontraron pruebas contundentes de haber cometido algún delito.

James Comey: “No deberían presentar cargos”

Las normas de Administración de Registros y Archivos Gubernamentales (NARA Bulletin 2013-03) prohíbe el uso de cuentas personales. Sólo lo permite en una situación de emergencia, siempre y cuando respete los protocolos de seguridad establecidas por la agencia.

La norma fue creada para proteger y manejar adecuadamente la información gubernamental. Por lo que, ésta indica, explícitamente, que todos los correos electrónicos con información del gobierno forman parte del registro federal. Sin embargo, ni Clinton ni sus asistentes iniciaron el proceso necesario para adecuar sus cuentas con lo que establecen estas normas.

Hillary Clinton se presentó voluntariamente para un interrogatorio ante el FBI. De hecho, ella le pidió a su abogado que entregara los datos de su correo electrónico y un disco con todos los correos relacionados con su trabajo en el Departamento de Estado, para facilitar la investigación.

El FBI interrogó a la candidata

En la sesión que duró casi tres horas y media, el director del FBI reconoció que había pruebas de negligencia en el manejo de la información, pero recomendaba que el Departamento de Justicia no presentará ningún cargo.

“Nuestra opinión es que ningún fiscal razonable trataría tal caso.”

El FBI tomó en cuenta otras investigaciones que había hecho en el pasado y concluyó que no existía evidencia sólida que confirmara que se quisiera cometer un delito, haciendo uso de información clasificada. El caso ha causado mucha polémica, por lo que Comey quiso adelantarse a las críticas y señaló que, a su juicio, las opiniones eran irrelevantes, lo que contaban eran los hechos.

El Departamento de Justicia, dirigido por Loretta Lynch, será el encargado de decidir si se presentan cargos contra la aspirante presidencial. Lynch anunció que, antes de tomar cualquier decisión, la recomendación debería ser analizada por el departamento.

La polémica ha crecido, pues el esposo de Hillary, el expresidente Bill Clinton tuvo una reunión con Loreta Lynch en un aeropuerto. Algunos sectores han puesto en duda la imparcialidad del Departamento de Justicia.

Loretta Lynch y Bill Clinton

Hillary Clinton está a punto de ser nombrada la candidata oficial del Partido Demócrata para la presidencia de los Estados Unidos. La única posibilidad de que este partido eligiera a otro candidato, sería que iniciara un proceso judicial en su contra.

Independientemente de los cargos, esta investigación ya ha afectado su campaña. Los republicanos han aprovechado esta oportunidad para atacarla, pues, durante semanas, la aspirante del Partido Demócrata ha encabezado las encuestas sobre la intención del voto.