De este lado del mundo terremoto sacude Ecuador

El día de ayer un terremoto con una intensidad de 7.8° en escala de Richter azotó la zona costera de Ecuador.

El día de ayer un terremoto con una intensidad de 7.8° en escala de Richter azotó la zona costera de Ecuador. Hasta el momento, hay más de 230 muertos y más de 580 heridos. El presidente de la nación, Rafael Correa, declaró estado de excepción y movilizó a más de 14 mil integrantes de las fuerzas armadas del país.

Más de 300 millones de dólares fueron destinados a las campañas de rescate y rehabilitación para ayudar a los daminificados por uno de los terremotos más fuertes en la historia de Ecuador.

El temblor también se sintió fuerte en Quito, capital de Ecuador. Ocurrió a las 18.58 hora local. El epicentro fue en el océano Pacífico a una profundidad de 20 kilómetros, a 28 de la costa ecuatoriana y a 173 de Quito. Las réplicas se han sentido durante toda la madrugada y han llegado a alcanzar una intensidad de 6,1 grados (vía El País).

Varias ciudades ecuatorianas permanecen sin energía eléctrica. Muchos accesos viales están bloqueados por deslaves y derrumbes. El aeropuerto de Guayaquil continúa cerrado. En algunas regiones ni siquiera ha podido restablecerse la comunicación telefónica.

A pesar de que el nivel del mar en la costa no ha sufrido afectaciones considerables, las autoridades recomendaron evacuar a la mayor cantidad de gente posible a zonas altas por amenaza de tsunami. Hacia el centro del país mucha gente ha decidido pernoctar en plazas o parques, albergues improvisados, por miedo a lo que pueda ocurrir.

El terremoto se produjo por el roce entre dos placas tectónicas (la nazca y la sudamericana) que desplazó una falla y liberó gran cantidad de energía en ondas sísmicas. Esto provocó varios ajustes en las profundidades de la tierra, lo que ha ocasionado centenares de réplicas del temblor.